Carta de un español remitida a la FNFF

27 de octubre de 2018 por Redacción FNFF

Compartir en:
Me llamo J.M, tengo 69 años y estoy agradecido a la política social de Fanco, no pienso esconderme ni pedir perdón por ello. Soy nieto de campesinos como casi todos los españoles de mi generación, hijo de un dueño de bar donde mi padre estaba en el mostrador, mi madre en la cocina y mi hermano y yo ayudando desde los 12 años de edad, cosa muy común en los jóvenes de mi generación. Compaginé el trabajo con mis estudios y, gracias a la oportunidad que me dio el régimen, terminé dos carreras, siendo el primero que lo hacía en mi familia.
 
Voté a Felipe González hasta el 93 y no he vuelto a votar, no me gustó la política del bipartidismo que preferían aceptar el chantaje nacionalista antes de ayudarse unos a otros, prueba de ello es la aceptación actual de ambos con el cuponazo Vasco.
 
Voy al grano, he tenido la suerte de que en mi familia hay personas de las dos Españas, yo mismo estoy casado con la hija de un republicano en cuya casa estaba instalada la casa del pueblo e incluso hubo varias penas de muerte que por suerte no se ejecutaron.
 
Mi abuela gallega me contó cómo los políticos de la época venían a la aldea antes de las elecciones prometiendo el oro y el moro y ya no volvían hasta las siguientes, eso sí, compartían casino y hasta algunos congeniaban en exceso con las aldeanas de buen ver, sería una forma de acercarse al populacho, digo populacho por cómo nos trataban, recuerdo como siendo adolescente y estudiando bachillerato me daba cuenta de su despreciable complejo de superioridad; lo que no sabían entonces es que nosotros el franquismo nos ofrecía la oportunidad de estudiar y, con el tiempo, obtener trabajos reservados hasta entonces a sus hijos.
 
No voy a incidir en los pantanos, la concentración parcelaria, la modernización del campo, el regalo de más de 4 millones de viviendas a la clase trabajadora ( a mí me dieron una en Badía del Vallés con zonas comunes que contaban con guarderías y piscina), las miles de escuelas, Universidades laborales ( a los pueblos ya no llegaban los políticos de salón, llegaban los maestros, el agua a las casas, la luz, los médicos ; en número uno de mi promoción de bachillerato era el hijo de un cartero de un pequeño pueblo que gracias a las becas llegó a ser arquitecto), los centros de salud, hospitales, industrias….
 
El generalísimo Franco, amaba a España y a los españoles, defendía a las clases humildes y trabajadoras, prueba de ello es que defendió a los obreros obligando a las grandes empresas a que construyeran viviendas para los mismos, haciéndoles muy difícil el despido, hasta construyó centros de vacaciones para ellos y sus familias.
 
Por eso murió en la cama, si hubiera sido un malvado como lo pintan que sólo pensara en su bienestar el pueblo lo hubiera liquidado ya que somos un pueblo con muchos cojones.
 
Faltaba la libertad que aporta una democracia como la nuestra, Franco había vivido la falsa democracia republicana donde muchos como vosotros de todas las ideologías ( me refiero a Antonio, Cintora y Elisa) promovían la división y el enfrentamiento en lugar de buscar el pacto y el acuerdo; ambas cosas las logramos en el 78 donde españoles de ambas Españas que habíamos conseguido un cierto bienestar y algo de cultura nos pusimos de acuerdo para conseguir la anhelada libertad, todos cedimos, los franquistas haciéndose el harakiri en las cortes, gesto a valorar viendo que ahora no dimiten aunque los pillen con las manos en la masa pero sobre todo el mayor esfuerzo lo hicieron los republicanos; nunca se lo agradecerán las generaciones futuras.
 
El PSOE hace tiempo que empezó a romper con el pacto de la transición y quiere culminar sacando los restos del Caudillo del Valle de los Caídos, seguro que aprovechará la ocasión para dar una imagen al mundo de que en España sólo quedan residuos de viejos nostálgicos fascistas que no aceptan la democracia.SERÍA LA PUNTILLA PARA DENOSTAR SU LEGADO.
 
No debemos caer en la trampa, hay que dar una imagen de agradecimiento con pancantar que digan: GRACIAS POR LOS 4 MILLONES DE VIVIENDAS- GRACIAS POR LOS X PANTANOS- GRACIAS POR EL TRASVASE TAJO SEGURA- GRACIAS POR LAS X ESCUELAS- GRACIAS POR LOS X HOSPITALES- GRACIAS POR LA DEFENSA DE LOS INQUILINOS- GRACIAS POR....
 
Hay que llenar la plaza de pancartas y si debemos pagar a escote lo hacemos.
 
NADA de banderas preconstitucionales y otros símbolos que les permita atacarnos Hemos de convertir este acto en un acto multitudinario de agradecimiento al Generalísimo al que Dios tenga en su gloria.
 
Saludos
 
Compartir en: