05-07-1937: Brunete, comienza la batalla

05 de julio de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Tal día como hoy, pero en el año 1937, comienzan a tomarse posiciones en la zona de Brunete, en la provincia de Madrid, durante la guerra civil española. Esto se produce en el momento en que la II Brigada de Navarra ocupa el macizo de Castro-Alén, en Vizcaya, cuando tres Cuerpos del ejército popular de la república desencadenaron la contienda, conocida como la Batalla de Brunete, acontencimiento que retrasó más de un mes la ofensiva que los Nacionales estaban realizando por el Norte de España.

La superioridad del ejército republicano era tan aplastante que Vicente Rojo esperaba que las escasas Fuerzas Nacionales que les hacían frente fueran aniquiladas antes que pudieran llegar tropas de reserva desde el norte de España. A los Nacionales les sorprendió la ofensiva sobre Brunete.

Al general José Miaja Menant y a Vicente Rojo Lluch, se les debe el impulso y la planificación de la gran ofensiva sobre Brunete, que se atribuyeron infundadamente los asesores soviéticos, sobre todo el mariscal Rodión Yákovlevich Malinovski. El ejército rojo contaba con tres Cuerpos de Ejército, nueve Divisiones, 125.000 hombres en total, y de ellos 90.000 en el frente de Brunete; 130 carros de combate; 40 blindados; más de 250 piezas de artillería de campaña; y 300 aviones. Frente a esos 90.000, estaban los 7.000 de las fuerzas nacionales.

El Historiador Militar, Coronel Jose Manuel Martínez Bande, comentaba esta batalla como:

“La más considerable máquina militar que se había levantado en España”

Ese sía, el 5 de julio, día de la víspera, los “ilustres espectadores” de la república llegaban al frente para el espectáculo y se reunían en la finca del Canto del Pico, en Torrelodones, Cuartel General de Miaja y Rojo: el jefe del gobierno, Juan Negrín López; el ministro de Defensa, Indalecio Prieto Tuero; la comunista Dolores Ibarruri Gómez La Pasionaria; varios ministros más y los “intelectuales” del II Congreso Internacional de la Cultura, convocado por sugerencia de la propaganda soviética.

 

 

 

Compartir en: