¿Rendición? No sabemos lo que significa eso. Por Juan Chicharro Ortega; General de División de Infantería de Marina (R)

01 de mayo de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Mientras los partidos políticos se enzarzan en luchas partidistas en pleno juego partitocrático , alejados del sentir real del pueblo, tras las últimas elecciones, nos encontramos que, tras un paréntesis meditado, el Gobierno, a través de la abogacía del Estado, nos sorprende, en relación con su perversa intención de exhumar los restos del Generalísimo Franco, alegando ahora que esta FNFF carece de legitimidad para recurrir el Acuerdo del Consejo de Ministros que decide unilateralmente reinhumar sus restos en el cementerio de Mingorrubio en El Pardo.

No entraré en esta cuestión por ser asunto que es competencia en estos momentos del Tribunal Supremo y es ahí, y solo ahí, donde se decidirá la validez jurídica de las disposiciones gubernamentales, unas disposiciones que no han tenido nunca otro objeto que dar cobertura legal a una decisión ya tomada de antemano acudiendo a toda clase de irregularidades manifiestas y sobre las que se tendrá que pronunciar, como ya he dicho, el TS.

Son muchos los errores cometidos por este Gobierno a lo largo de estos últimos 11 meses desde que el pasado mes de junio el Sr. Sánchez dijera aquello de que “ os pillará trabajando” y sin embargo , hoy, en mayo de 2019 los restos del Generalísimo siguen en El Valle por mucho que les pese. Nublada su mente por el odio su incompetencia ha puesto de relieve que sus argumentos eran muy endebles y les hace dignos de sus antecesores ideológicos que perdieron una guerra con Franco precisamente por eso : su incompetencia en el campo de batalla cuando tenían todo a su favor.

No sé qué sucederá al final de todo este proceso pero vislumbro mucha similitudes en ambas situaciones : de una parte, un Gobierno con todo el poder del Estado detrás y de otra, cuatro partes interesadas, siquiera de relevancia insignificantes, pero plenos de fe en su derecho y convencidos de la razón que les anima. Este Gobierno mediocre - los resultados hasta el momento así lo demuestran- no es consciente de que hay principios que nos animan a mantener el pulso ya que no conocemos lo que significa la palabra rendición. Esto es lo que desde el primer momento este Sr. Sánchez ni entendió ni entiende: que esta FNFF , minúscula si se quiere , representa a millones de españoles que aún recuerdan con respeto lo que significó el Generalísimo para España y conscientes de ello nunca nos rendiremos.

El Sr. Sánchez pretende revertir la historia y de paso enfrentarnos a los españoles en diferencias absurdas . No soy en absoluto defensor de políticos como, por ejemplo, Felipe González, pero no tengo duda de que la diferencia entre ambas personas es abismal. Así mientras este último tenía concepto de Estado y era bien consciente de la necesidad de superar el pasado, el Sr. Sánchez para su mayor gloria personal le importa esto bastante poco y nada. Y lo malo es que, sí, ha ganado incomprensiblemente las elecciones haciendo cierto aquel aserto de Winston Churchill cuando dijo que “ su concepto de la democracia titubeaba cuando hablaba cinco minutos con el votante medio” . Lo que ha sucedido en España será muy democrático pero ciertamente lastimoso.

Se avecinan tiempos difíciles para los que defendemos la figura histórica de Francisco Franco, una defensa manifestada ahora en la lucha legal por evitar la exhumación, pero tal y como hemos demostrado hasta ahora no le vendría mal saber al Sr. Sánchez que como reza el título de este artículo no conocemos lo que significa la palabra rendición. Es algo que aprendimos de nuestros padres en el Alcazar de Toledo, en el Santuario de Sta Maria de la Cabeza o en el cuartel de Simancas en condiciones mucho más duras que las presentes.

Si al menos el Sr. Sánchez supiera que un Gobierno ecuánime no puede gobernar contra los sentimientos de la mitad de su pueblo tal vez las cosas no serían igual; evidentemente no es el caso por lo que le auguro, pase lo que pase, tarde o temprano un rotundo fracaso. Sepa que continuaremos la lucha siempre.

No, no nos rendimos . Entérese de una vez.

Compartir en: