En relación con la nueva proposición de LMH (3ª parte), por el Gral. Juan Chicharro Ortega

19 de agosto de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:


Juan Chicharro Ortega
Presidente Ejecutivo de la FNFF


Y evidentemente no podía faltar en esta Proposición de Ley la referencia a la exhumación de los restos del Generalísimo Franco y, en su caso, posterior reinhumación.
Sujetos como están los recursos presentados contra los Acuerdos de exhumación y de reinhumación, que el Gobierno dictaminó hace meses , a lo que el Tribunal Supremo decida - seguramente en este próximo otoño - nos encontramos en esta Proposición de Ley con un artículo que dice lo siguiente :

“Artículo 19. Inhumación del dictador Francisco Franco.

1. Los restos mortales de Francisco Franco no podrán ser ni permanecer inhumados en ningún lugar de acceso público que, con independencia de su titularidad, pueda favorecer la realización de actos públicos de exaltación, enaltecimiento o conmemoración del golpe militar de 1936, de las violaciones de derechos humanos cometidas durante la Guerra Civil o de la Dictadura franquista.

2. Corresponde al Gobierno garantizar el cumplimiento de lo dispuesto en el apartado anterior. A tal efecto, el Consejo de Ministros podrá ordenar la exhumación de los restos mortales de Francisco Franco y su inhumación en un lugar que reúna las condiciones adecuadas para impedir la realización de actos públicos de exaltación, enaltecimiento o conmemoración. En todo caso, se asegurarán unas condiciones adecuadas de dignidad y respeto.”

Dejo a mejor criterio de expertos jurídicos la interpretación de este artículo que seguramente tiene un trasfondo que va más allá de lo que yo pueda decir y me limito a dar una opinión si se quiere simple pero cercana a lo que un lector profano podría opinar. Así, y a bote pronto, lo primero que uno constata es que el redactor parece haberse dejado llevar por una paranoia galopante y el odio que rezuma lo escrito sobrepasa con creces el intelecto humano.
A ver, si no es posible la inhumación en ningún lugar de acceso público ya me dirán que es lo que pretenden y a ver si se aclaran. Al hablar de titularidad entiendo yo que se están refiriendo implícitamente a la Catedral de la Almudena - sería bueno saber la opinión de la Iglesia Católica al respecto - pero que yo sepa el cementerio de Mingorrubio en el Pardo que es donde el Acuerdo de reinhumación contempla la misma es obviamente de acceso público. ¿ Acaso pretenden prohibir, en su caso , el acceso al mismo?
Lo dicho : un esperpento de artículo e intenciones. Más bien una escritura enrabietada por lo que seguramente vislumbran pueda ser la decisión del TS.
Mucho se ha escrito desde esta FNFF sobre la pretendida exhumación del Generalísimo del Valle a lo largo de todo el procedimiento derivado del RD del mes de agosto del año pasado y se han presentado múltiples alegaciones a medida que aquél evolucionaba pero hasta ahora no habíamos leído tamañas sandeces como las que esta Proposición de Ley plantea que rayan en el esperpento.
Y como he dicho dejo a los expertos jurídicos la interpretación técnica de lo expuesto. Me limito a hablar de nuevo desde el corazón y para ello nada mejor que reeditar lo escrito hace ahora más de un año:

Sí, HABLAME MI CAPITÁN

Sí, sé que me oyes. Sé que estás tranquilo gozando de la paz de Dios. Nosotros no lo estamos mi Capitán pues aún bregamos aquí en la tierra por lo que tu nos enseñaste. Luchamos por nuestra Patria, por nuestra historia, por nuestras tradiciones, por la dignidad de nuestro pueblo, por lo que vosotros supisteis defender con tanta gloria y gallardía. Sé que nos comprendes y sabías que iba a suceder, bien que nos lo dijiste : “no olvidéis que los enemigos de España y de la civilización cristiana están alerta".

Sí, aquí están ya mi Capitán. Te escribo desde una posición que es atacada por todos los flancos con una saña digna de una jauría de perros enrabietada. Envalentonada la jauría, al hilo de la debilidad de las defensas, esta se apresta a lanzarse a degüello. No pudieron contigo en vida y ahora pretenden ensañarse contigo después de muerto. Antes tendrán que demoler nuestra posición y saben que no les será fácil pues nuestra defensa tiene como punto principal la de tu ejemplo y la de tus capitanes. Sí, muchos han desertado de la lucha hace tiempo y no somos muchos los que quedamos en la brecha abierta. Nada nuevo en el combate y tú lo sabes muy bien. Atravesó una bala tu estómago en Marruecos y te atravesó el corazón una España rota y a punto de desaparecer en 1936. Tu fe y tu valentía te sacaron adelante y contigo España resurgió. La España de la miseria y la ignorancia que tu llevaste al bienestar de hoy te abandona y te persigue, te insulta y denigra a tus fieles y a los capitanes que entonces te siguieron. Ya sé que no te extrañas ni te asusta esta mísera caterva de gente llena de odio y bien sabes que ya te quedan pocos de aquellos fieles. Los más valientes ya están contigo en el cielo de los soldados de España y hoy en la posición estamos sus hijos. Pocos pero decididos.

“El oficial que reciba orden de mantener su puesto a toda costa, lo hará” dicen nuestras ordenanzas militares y hoy más que nunca lo tenemos presente. Aún confiamos en recibir refuerzos y por eso te insisto : “háblame mi Capitán”:

“En el nombre de Cristo me honro, y ha sido mi voluntad constante ser hijo fiel de la Iglesia, en cuyo seno voy a morir” y hoy la Iglesia es custodia de tus restos mortales y en su defensa estará, so pena de lesa traición a una responsabilidad adquirida. No cabe pensar en ella.

“Pido perdón a todos, como de todo corazón perdono a cuantos se declararon mis enemigos, sin que yo los tuviera como tales” dejaste escrito pero de nada sirvió esta declaración humilde ante la manifestación explicita de aquellos a los que derrotaste en la guerra y en la paz.

Ya los proyectiles rozan nuestras cabezas y vislumbramos la artillería pero nuestra cohesión tiene su fuerza en la indiscutible importancia de los valores morales que tu supiste bien explotar ante la adversidad.

Mi Capitán, seguimos tus principios y queremos la paz y la verdadera reconciliación entre todos los españoles para que vuelva a reinar la armonía entre todos los españoles, pero esta debe venir de la buena voluntad y no del desprecio a lo que representaste. Por ahí, no.

Ya los que te abandonaron comienzan a despertar y en la línea les queremos ver. Los españoles, como los viejos soldados, lo aguantan todo menos que les hablen alto, que les traicionen, y hoy esta campa en el ambiente enrarecido que está creando un Gobierno que tapa sus debilidades con la ignominia.Sí, ¡ háblame mi Capitán!:

“Quisiera, en mi último momento, unir los nombres de Dios y España y abrazaros a todos para gritar juntos, por última vez, en los umbrales de mi muerte

¡ARRIBA ESPAÑA! Y ¡ VIVA ESPAÑA !

Compartir en: