Premios 2020 de los Círculos San Juan

27 de enero de 2020 por Redacción FNFF

Compartir en:

MCE-AJE

 

El sábado 25 de enero se ha celebrado la entrega de los Premios que conceden los Círculos San Juan de Amigos de la Prensa católica y patriótica con motivo de la Festividad de San Francisco de Sales, Patrono de la buena prensa. En la foto, dos de los premiados, Eduardo García Serrano y Luis Felipe Utrera-Molina, junto a José Luis Corral, Presidente de los Círculos.

La Jornada comenzó en el Oratorio del Caballero de Gracia, donde primero hubo la Bendición con el Santísimo Sacramento. A continuación, la Santa Misa.

El Sacerdote celebrante recordó la Conversión de San Pablo y la necesidad de conversión, enlazando con San Francisco de Sales, santo del día anterior, patrono de la buena prensa. Se hace necesario defender la verdad y propagarla desde los medios de comunicación. Por eso es tan importante la labor de los periodistas y de los Círculos San Juan.

 Posteriormente, se celebró una comida de hermandad. Entre los asistentes, varios de los premiados de ediciones anteriores, como el Director de "La Nación", Javier Grima; José Fernando Silva, Agustín Cebrián, Valentina Orte, José María Alonso, Pablo Gasco. Y otros que aún no lo han sido, pero que bien lo merecen, como Mari Luz Román, Antonio Cardeña, María Jesús Fonticiella, José de la Torre y algunos más.

 Presentó el acto e hizo el elogio de los galardonados, José Luis Corral, Presidente de los Círculos. En primer lugar se refirió al libro merecedor del "Ramiro de Maeztu", titulado "Yo fui fascista en EGB. El libro negro del cole", que refleja con abundancia de fotos, reproducciones de carteles, octavillas, boletines y pintadas, el ambiente social patriótico de los años 80 y 90. Fueron regalados sendos ejemplares a los otros dos premiados y adquiridos el resto de los disponibles por el público asistente.

Luego llegó el turno de las adhesiones, que vinieron de varios puntos de la geografía nacional, desde Juan León y Fuerza Nueva Andalucía hasta los patriotas de Santander, Valladolid, Salamanca y Pamplona (el Padre Dallo). Pablo Gasco leyó la adhesión que envió Jaime Serrano en nombre de "Gerona Inmortal".

 El Premio "Víctor Pradera" a la persona más distinguida del año 2019 le correspondió al abogado Luis Felipe Utrera-Molina, que ha llevado la defensa jurídica de la tumba del Generalísimo Franco en el Valle de los Caídos y los derechos de la familia Franco, además de comparecer ante los medios de comunicación social y hacer diversas gestiones ante los poderes públicos y la Iglesia.

Luis Felipe Utrera-Molina agradeció los elogios a su padre, muy recordado en este día, como también el de García Serrano, ambos amigos entrañables, más que camaradas, como lo siguen siendo los dos hoy premiados.

El ilustre abogado, que en la mesa había contado detalles interesantísimos de lo ocurrido el día de la profanación de la tumba del Caudillo, a la que asistió muy próximo, como único representante de los españoles fuera de la propia familia, detalles que no rompen la confidencialidad profesional.
No pudo decir tanto en su discurso por falta de tiempo, pero se quejó de la actitud cobarde tanto de la derecha como de la Iglesia, cuyos representantes no han tenido ni una sola palabra de elogio para quien salvó a la Iglesia de su completa destrucción y aniquilación.

El Premio "Manuel Delgado Barreto" lo ganó Eduardo García Serrano, por su artículo "Los idus de octubre", publicado en "El Correo de Madrid", recreando en un artículo todo el ambiente vivido en torno al traslado de los restos mortales de Franco desde el Valle de los Caídos a Mingorrubio.

El celebrado escritor, periodista y tertuliano, bien conocido de muchísimas personas y de todos los patriotas en general, agradeció la distinción y recordó también a su padre Rafael García Serrano y a José Utrera Molina, para censurar después a quienes propinaron las 23 puñaladas al César, los que más se beneficiaron de él, y a todos cuantos están conduciendo a España al desastre y animar a la lucha por la Patria.

Compartir en: