España comienza a despertar, mirando al futuro. Por Juan Chicharro Ortega. Gral de División de Infantería de Marina(R)

05 de diciembre de 2018 por Redacción FNFF

Compartir en:

Desde que ocupó el poder el Sr.Sánchez con el apoyo de todas las fuerzas políticas que no tienen otro objetivo que romper España: comunistas, separatistas y anarquistas, la sociedad española se ha instalado en una especie de somnolencia peligrosa. La irrupción de movimientos emergentes y la posible vuelta a sus orígenes de otros que se habían instalado en el relativismo moral parece que está produciendo un despertar en nuestra sociedad que nos hace recuperar el optimismo respecto al futuro mediato de nuestra Patria.

La FNFF sólo pretende atender a sus fines con vocación histórica – la defensa del legado de Francisco Franco lo es - pero no deja de encontrarse inmersa en el devenir político como consecuencia de la infame y perversa intención del Sr. Sanchez de atentar contra la historia y los sentimientos de millones de españoles pretendiendo exhumar los restos del Generalísimo del Valle de los Caídos y sus malévolas intenciones posteriores en Cuelgamuros.

Es extensa la batalla jurídica y mediática en la que nos encontramos y observamos con perplejidad creciente la actitud reiterada de rechazo que desde las instancias oficiales se hace a todas nuestras alegaciones y argumentos. Es evidente que les da igual. Están dispuestos a todo para contemplar su fruto conseguido. El respeto a la legalidad parece importarles poco.

Y mientras tanto la sociedad española despierta en la defensa de la unidad de España, de las raíces cristianas de nuestra Patria, de la instalación de una justicia distributiva, de la búsqueda de una acción de gobierno orientada sólo a alcanzar el bienestar social, de acabar con la corrupción galopante que propicia este sistema de partidos políticos inoperante, del despilfarro de los recursos, de una política fiscal sangrante para mantenerlos…….. es decir, todo cuanto supuso en su momento la capitanía del Generalísimo Franco. Cobra relieve por lo tanto su figura y lo que significó para España.

La FNFF no pretende para nada la vuelta a un régimen político fruto de unas circunstancias especiales e irrepetibles pero sí el reconocimiento de la inmensa obra que aquel sistema político propició y que produjo la mayor transformación social de toda su historia. Cada época de la historia tiene su momento y hoy cuando vemos la situación en la que se encuentra nuestra Patria sometida al dictado de políticas neocomunistas no podemos por menos que alertar y recordar a los españoles la gran injusticia que se pretende cometer contra la figura de Francisco Franco.

El resurgir de este sentimiento en millones de españoles no gusta a la izquierda neocomunista y separatista y en estos momentos emulan a sus ancestros ideológicos de la Segunda República lanzando a sus huestes a la violencia callejera no admitiendo otra opinión que no sea la suya. Es así como entiende esta gente lo que significa la democracia. Y es curioso como engatusan a tanto incauto lanzando estos mensajes desde sus casoplones o “dachas” bien alimentados y bien situados económicamente. ¡Hace falta tener caradura que diría un castizo! El hecho de que cientos de miles de andaluces que un día fueron seguidores suyos y que, hoy, ya conscientes de la desfachatez corrupta de estos dirigentes aprovechados del sistema, hayan votado a formaciones emergentes que proclaman un futuro de esperanza les ha descompuesto.

Insisto que la FNFF no se involucra en la arena política pero no puede por menos que congratularse del hecho de que se produzca un resurgir de los valores que encarnó la figura del Generalísimo Franco; de ahí la inquina con la que se ataca a esta Fundación y de ahí el creciente apoyo que la misma recibe en estos momentos.

Al escribir estas líneas me viene a la memoria cuando el que suscribe fue amonestado en su momento – refiriéndome a las FAS – al expresar que si defender la unidad de España y el ordenamiento constitucional explícitamente suponía romper la neutralidad política debida de los militares se habría caído en un sinsentido inexplicable. Cerca estamos de esta situación pero no aquí en la FNFF que siempre estaremos con aquellos que la defienden abiertamente y sin complejos. Y de forma beligerante utilizando todos los medios legales a nuestro alcance.

Exhumar los restos del Generalísimo del Valle de los Caídos nos demuestra que el odio y las ansias de venganza del Sr. Sanchez y el Sr. Iglesias están en línea con cuanto vemos acaecer estos días en nuestras calles. Es por eso que desde aquí incitamos a que ese resurgir de esta España que despierta y que se opone a ese odio se involucre en la batalla que esta FNFF lleva a cabo cuasi en solitario en la defensa de la no exhumación de los restos del Generalísimo. Sabemos que están en esa línea pero va siendo hora de que tengan bien presente que esta acción no es sólo defender el pasado sino la verdad histórica y desde luego el futuro.  

Confiamos en la Justicia pero es necesario que los líderes políticos se involucren abiertamente en esta batalla.

Fuera complejos y al toro por derecho. Es mirar al futuro desde el respeto al pasado de siglos de historia.

Compartir en: