RECURSO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO POR LA ELIMINACIÓN DE LA DENOMINACIÓN “COMANDANTE FRANCO” DE LA PRIMERA BANDERA DE LA

19 de enero de 2023 por Redacción FNFF

Compartir en:

Comunicado de la FNFF

sobre la interposición del recurso ante la Audiencia Nacional

La Fundación Nacional Francisco Franco ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional contra la resolución de la ministra de Defensa publicada en el día de ayer en virtud de la cual se elimina el nombre de “Comandante Franco” que ostentaba la 1ª Bandera del Tercio Gran Capitán, 1º de La Legión (Melilla) en aplicación del artículo 35 de la Ley 20/2022, de 19 de octubre, de Memoria Democrática.

Entiende la FNFF que no puede ser de aplicación dicho artículo por razones obvias, dado que la citada denominación obedece a razones históricas: cuando Francisco Franco era comandante y primer jefe operativo de esa unidad creada hace 103 años (en enero de 1920) y que salvó al pueblo melillense de ser pasado a cuchillo por Abd El Krim en 1921. Razones históricas que, por tanto, nada tienen que ver con que se trate de una “mención conmemorativa en exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar y de la Dictadura” de cuyo marco cronológico es totalmente ajena.

La Ley de Memoria Democrática es una ley ideológica, totalitaria y sectaria, recurrida ante el Tribunal Constitucional, que tiene por finalidad clara cambiar, frente al criterio de los historiadores, la reciente historia de España imponiendo de manera totalitaria y liberticida una “nueva historia” a golpe de resolución o bajo la amenaza de negar subvenciones o ilegalización, sin derecho a disentir, con la única finalidad  -no hay más ciego que quien no quiera ver- de deslegitimar la transición incluyendo la figura del Rey de España, como Jefe del Estado, para convertir nuestra Patria en una hipotética república socialista federal, con Cataluña y Vascongadas secesionadas, propiciando el enfrentamiento entre los españoles y, a la par, tapando con estas actuaciones los verdaderos problemas de los españoles: la situación de paro y crisis moral y económica, la corrupción política, el asalto a las instituciones por el PSOE, la reforma del código penal a la carta de los golpistas y esquilmadores de la economía nacional y la desintegración territorial.

Desde la FNFF lamentamos que esta decisión de la ministra de Defensa se haya llevado a cabo, además, a hurtadillas y sin publicidad, por pura complacencia a los actuales socios del Gobierno -enemigos de La Legión y del papel que la Constitución otorga a las Fuerzas Armadas-, ignorando que fue precisamente el presidente socialista Felipe González quien la denominó así en 1992 en honor a quien fue cofundador con José Millán-Astray de dicha importante unidad del Ejército español que tantas glorias y heroicidades ha cosechado y sigue cosechando dentro de las Fuerzas Armadas. 

Medidas como la acordada, eliminando la denominación “Comandante Franco”, nada tienen que ver con la memoria democrática: es puro revanchismo y ataque a la memoria de Francisco Franco, su obra y su legado, que la FNFF, conforme a sus fines estatutarios, no dejará de defender, dentro de la ley y sin humillación ni menosprecio a nadie, de cualquier forma, en este caso impugnando las actuaciones administrativas que con parapeto en la Ley de Memoria Democrática se lleven a cabo y que supongan menoscabo, sin amparo legal, de la figura de quien fue el primer jefe de la Primera Bandera de La Legión (1920) y, tras el fin de la guerra civil, Generalísimo de los ejércitos y Jefe del Estado Español, que logró para España ser la 9ª potencia económica mundial, respetada y reconocida por la Comunidad internacional (excepto por la URSS y las dictaduras comunistas denominadas “democracias populares”).

 

Compartir en: