Llamada al Alzamiento de la Verdad

03 de mayo de 2018 por Redacción FNFF

Llamada al Alzamiento de la Verdad, por  Alfonso Chicharro y Aznar

Compartir en:

Alfonso Chicharro y Aznar

6.03 am de la mañana a punto para salir a trabajar como todos los días de lunes a viernes, cumplir mis obligaciones y dar lo mejor de unos mismo, por tus ideales y por tus principios. Son estos últimos los que muchas veces uno se pregunta cuales son y donde se encuentran. Dónde están esos ideales que venían representados en las canciones, en los poemas, en las lecturas….; que han sido de esos principios que hace hoy de la persona un sustento para la felicidad de las familias. Que es lo que ha ocurrido desde hace pocos años hasta estos días.

Hoy no existe un mayor sufrimiento físico que hace 40 años, por suerte; sin embargo existe un sufrimiento psicológico, moral, social e incluso religioso. Hoy muy poca gente se siente segura, ni dentro de sus propias familias, ni en su propio país, ni con la presencia de nuestro querido Padre del cielo.

Hoy como en el 1936 hace falta un movimiento revolucionario, muchos se sorprenderán a que me refiero. El movimiento que me refiero es a la vuelta de los grandes ideales y principios que hacen verdaderamente feliz a la persona, donde el hombre se siente dignamente hombre y la mujer se siente dignamente mujer. Esos principios donde prevalece la educación, la formación cultural, la elegancia y buenos modales. Que han sido de esas personas que eran elegante hasta en lo más mínimo, que han sido de esos días en los que no valía todo, al contrario, el esfuerzo hacia que todo valiera.

Hoy desde este minúsculo artículo llamo a un nuevo alzamiento, al alzamiento de nuestras familias, de ser siervo del que nos rodea, del que nos necesita, alzamiento a la lucha por el encuentro de la verdad, la verdad que nos hace libres y nos hará felices. Si hoy estas sufriendo es porque no conoces la verdad. Alzaros de nuevo ante la denigrante situación que viven nuestras familias. Quien, en su propia familia, por mucho que piense o crea que están bien no ha visto desgarros de sufrimiento; quien no, que tire la primera piedra.

España y su gente han sido una nación de grandes ideales, no hay país que tenga tan grandes sus ideales como los de España y no hay gente que más los desaproveche que los propios españoles. Uno de los grandes alzamientos en España debe ser volver a respetar, valorar, restaurar la grandeza de nuestra patria, de nuestras familias, de nuestra fe, de la figura tan importante de un padre, de la figura tan esencial de una madre, de aquellos que sirven a nuestra nación de la manera que lo hicieran, de aquellos que dieron su vida por el futuro de una Nación que hoy más que nunca está necesitada de valientes, de gente sin miedo, gente de fe, fe en la grandeza de nuestro país, fe en la lucha por la verdad y fe por el encuentro personal que todos y cada uno de nosotros tendrá al final de su vida con El. No tengáis miedo, alzaros y triunfareis. Volved al espíritu de la marcha, jamás diréis que estáis cansados, no te quejes de la fatiga, ni del dolor, ni de hambre, ni de sed, cumple con tu trabajo, rinde al máximo, día y noche, respeta la vida desde su concepción sin excepción; cuida, respeta y protege a tus ancianos. Amigos, luchemos por la superación, no habrá obstáculo grande que no puedas superarlo, cuanto más vulnerable sea tu vida, mientras luches por la verdad, por los ideales de grandeza, mayor será tu honor. No quieras reconocimiento en la tierra, pues ahí se quedaran, búscalo en el más allá, búscalo después de la muerte, donde el hombre será hombre y la mujer será mujer. Ante la caída levántate, acuérdate de siempre pedir perdón, y de perdonar, se agradecido hasta en lo más mínimo, sonríe ante cualquier dificultad, y llora cuando haya que llorar, pero nunca abandones el camino de la verdad.

Hoy comienza un nuevo alzamiento. El alzamiento de los españoles unidos frente a los españoles que quieren dividir, el alzamiento de los hombres de palabra frente a los poderes de la palabrerías, hoy comienza la lucha de la verdad frente a la mentira, hoy comienza la lucha y encuentro de la felicidad frente a los que quieren implantar el sufrimiento, hoy comienza la lucha del amor entre españoles frente al odio de los intereses. Alzaros y triunfareis. España, al final, siempre triunfara.

Hoy escribo esto en honor a los principios e ideales que se me han transmitido de generación en generación, hoy escribo en la Fundación Nacional Francisco Franco, en honor a los ideales y principios que gente de bien tuvo que defender ante la decadencia imperante de una época difícil para nuestros antepasados, hoy escribo esto ante la decadencia que vivimos actualmente en nuestra sociedad, hoy escribo esto en honor a mis dos abuelos que lucharon por la verdad; hoy escribo esto por el orgullo que tengo de que el Presidente Ejecutivo de la FNFF luche por la verdad, hoy escribo esto por mi padre hombre con grandes principio e ideales que con su ejemplo me ha ensenado el camino de la verdad.

Compartir en: