Y dale con la Almudena. Por Juan Chicharro

27 de octubre de 2018 por Redacción FNFF

Compartir en:

Cierto. Es visible el nerviosismo del Gobierno del Sr. Sanchez y sus acólitos comunistas ante la perspectiva de la posible inhumación del Generalísimo Franco en la Catedral de Madrid. Y no es para menos. Los Reyes Católicos en la Catedral de Granada y Francisco Franco en la de Madrid.

La muestra más visible de esta desazón nos la da la Sra. Calvo, la expoliadora del Archivo de Salamanca cuando era Ministra de Cultura, al pedir reunirse en Roma con el numero 2 de la Santa Sede, el Cardenal Pietro Parolin, así como la rabia del Sr. Iglesias, el del “casoplón” en Galapagar, ¡ Arriba los parias de la tierra!, que ya vislumbra la masiva concurrencia de españoles en romería, en la mismísima Plaza de Oriente, a rendir homenaje al Generalísimo y lo que representó.

Leo declarar a la Sra. Calvo, la expoliadora, justificando lo que ella ve como una posibilidad más que real - la inhumación de Franco en la Almudena - que “no podemos ir más allá de donde las leyes de este país evidentemente no permiten ir”.

El cinismo de esta Sra. alcanza limites inauditos. A ver Sra. Calvo , ¿de qué respeto a la Ley me habla? Pero si acaban Vds. de sacar adelante un RDL que es inconstitucional por que no reúne en ningún caso los presupuestos habilitantes de “extraordinaria urgencia y necesidad” que marca el artículo 86 de la CE; que vulnera los derechos a la intimidad personal y familiar que consagra el articulo 18.1 de la Constitución en relación con la naturaleza jurídica del cadáver y poder de disposición de la familia del difunto; que expresa una nulidad radical del Acuerdo de Incoación por carecer de jurisdicción la Administración del Estado sobre la Basílica (leáse Sra. Calvo el informe del Comité de Expertos Juristas de 2011 al respecto ); que invade la competencia atribuida a la Comunidad de Madrid sobre sanidad mortuoria ( la autorización sanitaria para la exhumación de un cadaver embalsamado solo puede ser solicitada por la familia) ; que le da carácter singular al presente procedimiento contrario al principio de igualdad que establece articulo 14 de la CE.

 

Son tantos los argumentos que dan fortaleza jurídica a las alegaciones que la familia Franco y la FNFF han hecho al Acuerdo de Incoación que su mención al respeto a la Ley no causa otra cosa que perplejidad. Y por si fuera poco nos encontramos que la persona que tiene que resolver la validez de los mismos es juez y parte en este conflicto : la Subsecretaria del Ministerio de Justicia, recientemente sorprendida en una visita fraudulenta ( en ningún caso comunicó como era preceptivo dicha visita a la Comunidad Benedictina) y que debe ser recusada inmediatamente por esta y otras razones.

 

¿Respeto a la Ley? No me haga reír. Utilizan las leyes a su antojo y es de esperar que el Partido Popular cumpla a la mayor brevedad posible su declarada intención de recurrir la inconstitucionalidad del RDL ( tal y como recientemente la portavoz Dolores Montserrat comunicó por escrito a esta FNFF). ¿ A qué esperan? Ya están tardando.

 

Le oigo decir a la Sra. Calvo en las Cortes que hay una gran diferencia entre la Basílica del Valle de los Caídos y la Catedral de la Almudena por ser esta última de titularidad de la Iglesia y la otra del Patrimonio Nacional. A ver, Sra.Calvo, una vez más le recomiendo se lea otra vez el informe del Comité de expertos de 2011 cuando concluye en su informe que “ el Estado tiene competencias sobre el Valle pero en ningún caso sobre la Basílica donde la única autoridad es la eclesiástica, en este caso el Prior de la Comunidad Benedictina, sin cuyo consentimiento no se pueden exhumar los restos del General Franco”.

 

Entiendo perfectamente su desazón y la razón de su visita al Vaticano pues es evidente que se encuentra en un callejón sin salida, siempre y cuando se respete el Estado de Derecho y el imperio de la Ley. Seguro que en esa futura reunión tratará de influir y chantajear a la Santa Sede para tratar de impedir la inhumación de Franco en la Almudena pero intuyo aún más que no cejará en sus ya largos intentos de conseguir que sea la Iglesia quien trate de convencer a la familia para que no se oponga a la exhumación, centro de gravedad de todo el proceso que Vds han emprendido. En aras de la claridad y transparencia debería Vd. Sra Calvo comunicar, también, al Vaticano que tal y como se puede leer en comunicados varios así como en una proposición de Ley admitida a trámite en el Congreso, Vds preven negociar la consiguiente desacralización del Valle y posterior demolición de la Cruz. Seguro que si lo hace le podría dar más argumentos a Roma para decidir qué hacer.

 

Yo tengo bastante claro que la pretensión de exhumar los restos del General Franco no son otra cosa que un acto de puro odio y resentimiento con la finalidad clara, además, de herir a conciencia los sentimientos de millones de españoles. No se le den más vueltas a todo esto . Odio y odio.

 

Y titulo este artículo “ Y dale con la Almudena” desde el convencimiento de dar tranquilidad a sus preocupaciones al efecto, toda vez que, mire Vd., Sra Vicepresidenta, los restos del Generalísimo Franco seguirán donde están, pues por encima de ellos se encuentra una inmensa Cruz, símbolo máximo de la fraternidad y reconciliación entre españoles y la divina providencia aconsejará con claridad a quienes tienen la última palabra de permitir o no la exhumación. Sí, ya sé que Vd. no entiende de esto. El odio la ciega.

 

Sí, sé que sueñan Vd. y su jefe en verse en todas las portadas del mundo por ser quienes exhumaron a Franco pero en aras, también, de la transparencia, supongo que no se le escapará a Vd. que esta FNFF cuenta no sólo con el mejor gabinete jurídico, sino además con el asesoramiento desinteresado de muchos los mejores juristas de España , lo que me lleva a decirle que sabemos muy bien cuales son todos los pasos que Vd,s están dispuestos a dar al efecto, por lo que, sí, es posible que salgan Vd,s en todas las portadas del mundo pero no será precisamente por la exhumación.

 

Tranquila, Sra. Vicepresidenta, no contemplará Vd. a miles y miles de españoles poniendo flores en la Cripta de la Catedral de Madrid. Esas flores seguirán en la Basílica del Valle de los Caídos.

Compartir en: