28-05-1952: Inauguración del Pantano del Generalísimo en Benagéber, Valencia

28 de mayo de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Tal día como hoy, pero en 1952, se inauguraba el "Pantano del Generalísimo", en Benagéber, Valencia, con la asistencia de Francisco Franco que dijo estas palabras:

 

Valencianos y españoles todos:

Aunque en estos momentos de emoción sobran las palabras ante los hechos, pecaría de descortesía si no hilvanase unas frases para poder corresponder y expresaros mi gratitud por este entusiasmo y por esta fe con que seguís y sigue toda España las grandes obras del Régimen. La belleza del lugar, lo angosto de estos cerros, la magnitud de la obra -la más grande o la más alta de las hechas hasta hoy en España; este ramillete de rosas de vuestros campos- que aquí tenemos delante de nosotros...; las representaciones de los agricultores y de los regantes de las vegas valencianas, expresión firme de las tierras de España; porque España, señores, no es el hombre celoso. España, señores, no son los políticos ni lo políticastros; España está en la entraña de nuestras tierras, en nuestros campos, en nuestras fábricas, en nuestros laboratorios, en el despacho de nuestros técnicos... y ésta es, señores, la España que venimos nosotros a dirigir y hemos venido a reunir, porque valdría muy poco y nos maldeciría la Historia, si sobre la sangre de nuestros mártires y de nuestros héroes no levantásemos a una España mejor; y la España que nosotros concebimos es la España aquella con la que en todos los lugares de trabajo se soñaba, aquella que clamaba porque las aguas no se fueran estérilmente al mar, que nuestros montes se repoblasen de árboles y bosques, que nuestros campos se cultivasen, que la técnica mejorase nuestras tierras y que no se perdiese una inteligencia; que en lugar de enfrentamos unos con otros, obra de la masonería y de la anti- España, nos uniésemos con la bandera de España lo más alto que se pudiera llevar.

Esta es la realidad de un Movimiento Nacional, que no es un Movimiento engañoso que venga a predicar y anunciar lo que no habrá de cumplir: cómo nosotros cumplimos lo veis en estas presas, en estas obras que van a fecundar vuestra región.

Vosotros habéis sufrido en las tierras valencianas aquellas predicaciones que anunciaban que con la República venia el resurgimiento y la mejora y
prosperidad de la Nación. Aquellos hombres de la república, que recibieron a España en bandeja de oro, con las arcas llenas, la recibieron en paz y ni un solo tiro ni una sola lanza se rompió contra ellos, y, sin embargo, con todos los bienes de España en la mano, vosotros sois testigos de lo que sembraron por España...

Si; estas obras que en tiempos del general Primo de Rivera una mente privilegiada concibiera, con las que soñaban nuestros ingenieros para llevar la felicidad a tantas tierras; estas obras, en parte iniciadas en muchos lugares, fueron suspendidas y condenadas a no realizarse precisamente, por aquella República que prometía el pan y el trabajo para todos, pero que especulaba con la miseria.

Y yo os ofrezco. en contraste, después de una guerra que pagamos por los dos lados, de una guerra universal que provocó verdaderas castástrofes económicas en el mundo, después de todos los sufrimientos y vicisitudes que vosotros conocéis, las obras terminadas, ¿era posible o no hacerlas? Aquí lo tenéis.

En trece años llevamos inaugurados 32 pantanos y 38 más existen en estos momentos en construcción, los que en breve embalsarán millares de millones de metros cúbicos. Hoy son dos los que, por partida doble, inauguramos: el de Alarcón y el del Generalísimo. ¿Significación de estos pantanos? Lo ha dicho muy bien el conde de Vallellano: las cosechas de un año de los huertos por ellos regados vale tanto como lo que costaron sus obras. Esta es la gran tarea de la hora española actual. Que estas aguas aquí embalsadas, azules y transparentes, cuando apaguen la sed de vuestras tierras, cuando produzcan y florezcan sus frutos, se conviertan en oro para España, y el oro para España es pan y trabajo, paz y orden, prosperidad y grandeza para la Patria española.

Compartir en: