El Partido Popular y el concepto del Honor. Por Juan Chicharro Ortega.General de División de Infantería de Marina(R)

10 de noviembre de 2018 por Redacción FNFF

Compartir en:

El 25 del mes de agosto pasado el Gobierno mediante un Real Decreto Ley (RDL) modificó la Ley de Memoria Histórica ( LMH ) con la única intención de proceder a exhumar los restos del Generalísimo Franco del Valle de los Caídos. Como quiera que la FNFF consideró entonces que dicho RDL no  reunía los presupuestos habitantes de extraordinaria y urgente necesidad que preconiza el articulo 86 de la Constitución española para dictar decretos-ley, y por lo tanto era, y es, inconstitucional, recurrió a la única posibilidad que el ordenamiento jurídico le proporciona: recurrir al amparo de 50 diputados que estuvieran legitimados al efecto. Consecuentemente nos dirigimos al Partido Popular ( PP)  para que si lo consideraba así procediera a ello.

Algún tiempo más tarde, en concreto el pasado 20 de septiembre , la portavoz del PP , la Señora Doña Dolors Monterrat, portavoz del PP en el Congreso, me remitió una carta firmada en la que literalmente me decía : Le remito la presente respuesta y le informo de que ya se anunció públicamente hace quince días que los diputados del Congreso pertenecientes al Grupo Parlamentario Popular recurrirán el RDL 10/2018, por carecer de extraordinaria y urgente necesidad. Así también, se recurrirá cualquier otro abuso en uso del RDL que el Gobierno pretenda hacer”.

Debo decir que al recibo de esta misiva oficial del PP sentí una satisfacción moderada toda vez que de aceptarse a trámite este recurso de inconstitucional en el Tribunal Constitucional ( TC ) podría darse la circunstancia de que el RDL pudiera ser  cuando menos cuestionado, si bien no paralizado, puesto que la admisión a trámite de un recurso de inconstitucionalidad no produce, por regla general, la suspensión automática de los preceptos legales impugnados. Creo y creemos en la FNFF que existen razones jurídicas más que suficientes de inconstitucionalidad  y estas están expuestas en las extensas alegaciones que tanto esta FNFF como la familia Franco elevaron al Instructor del procedimiento administrativo de exhumación. Alegaciones que por su extensión no reproduzco aquí al igual que los correspondientes escritos de recusación de la instructora, Sr. Cristina de la Torre. Como era de esperar, cuando se legisla por el odio con absoluto desprecio a la justicia, tanto las alegaciones como los escritos de recusación efectuados ni siquiera han sido contemplados. Yo creo que ni los han leído. Y así nos encontramos ahora con el procedimiento administrativo en curso con una apariencia de legalidad dudosa del todo.

Y es así, que el recurso de inconstitucionalidad adquiere notable relevancia.

El recurso de inconstitucionalidad ha de interponerse con carácter general en el plazo de tres meses a partir de la publicación oficial de la ley, disposición o acto con fuerza de ley impugnado mediante demanda presentada ante el Tribunal Constitucional. Sí, tres meses desde la publicación del RDL y como quiera que este se publicó en el BOE el pasado día 25 de agosto restan en estos momentos apenas 15 días para que sea presentado en el TC toda vez que todavía no lo ha hecho.¿Lo harán?

Aún queda esa leve esperanza de que sí lo hagan y de ser así habrán cumplido con lo prometido formalmente.

Yo asisto perplejo a todo este proceso y lo digo debido a mi formación militar. La razón es muy sencilla. Educado y formado en el concepto de que el honor es la divisa principal del militar no contemplo otra situación que la de la indignidad de aquel que falta a su palabra y que no ajusta su actuación a las normas que dicta la conciencia y el deber. La palabra dada de honor, debe concedérsele categoría de fórmula sagrada ante exigencias trascendentales y este es un caso para nosotros vital. Como militar contemplo la caballerosidad como el proceder ajustado a las leyes del honor y es una actitud que, como principio inmutable, superior y eterno, señala las reglas de conducta humana. En esos principios me he educado y formado desde los tiempos lejanos de guardiamarina en la Escuela Naval Militar y desde luego durante 45 años en la Armada, con participación, al igual que todos mis compañeros, en todo tipo de actividades ,en tierra como en la mar, y les aseguro que mejor o peor no creo haber faltado nunca a esos conceptos ni he visto flaquear a nadie; y les aseguro que ocasiones de riesgo hemos vivido las suficientes para dar prueba de ello.

Más hete aquí que finalizada esa etapa de vida activa me encuentro ahora embebido en otras actividades en las que según pasan los acontecimientos observo cuan diferente es la vida militar de la que contemplo ahora.

Por supuesto que el honor y caballerosidad no son virtudes privativas para nada de los ejércitos y estoy rodeado en estos momentos de personas a las que admiro profundamente que reúnen y aplican esas virtudes con profusión. Sin embargo reconozco mi confusión y perplejidad ante como se está desarrollando todo el proceso de los intentos de exhumación de Franco del Valle de los Caídos. Un Gobierno guiando sus acciones a través del odio y el rencor y retorciendo la ley a su antojo vulnerando cualquier similitud con los principios citados con anterioridad. Nada me extraña esta actitud pues no se puede esperar otra cosa de quienes tienen la  amoralidad como su insignia evidente más cabría esperar otra de quienes se les supone otra disposición. Y me refiero en este caso al PP quien nos ha dado su palabra respecto a un RDL sectario y totalitario.

¿Cumplirá su palabra el PP y recurrirá la inconstitucionalidad del RDL como ha prometido ? Aún les quedan 15 días para hacerlo y por lo tanto me reservo de momento mi opinión sobre el Sr. Casado.

¿ Entiende el Sr. Casado lo que significa el honor y la caballerosidad?

¿No se da cuenta el Sr. Casado de que el hecho en sí de la exhumación no es más que un paso más en el proceso revolucionario en el que nos encontramos en España y de que será responsable de lo que vendrá después si no le hace frente?

Todavía quiero pensar que sí. Veremos. Atentos todos a la actitud del PP .

Compartir en: