EFEMÉRIDES: 14 de abril

12 de abril de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Tal día como hoy, pero en 1931, se proclama la II República Española, tras unas elecciones fraudulentas ocurridas el día 12 de ese mes. También, tal día como hoy, pero en 1956, se publican en el «New York Herald Tribune», unas mafestaciones de Francisco Franco, que ponemos a continuación:

 

Fran Kelley encabeza su articulo con estas palabras de Franco:

 

«España sigue adelante en su recuperación después de la desoladora guerra civil y la incuria de anteriores Gobiernos,

pero aún debe reforzar su producción para convertirse en un aliado más fuerte del mundo libre.»

 

El General Franco expresó su estimación por el mensaje del Presidente Eisenhower al Congreso, en el cual el Presidente abogó por un generoso plan de ayuda al extranjero a largo plazo, que permitiría a las naciones que lo percibieran mejorar sus programas de recuperación.

«Esto -dijo el General Franco refiriéndose a la propuesta del Presidente Eisenhower-, es de gran utilidad para un planteamiento más eficaz por nuestra parte.»

Además de lo necesario que es para nosotros aumentar nuestras exportaciones, aún tenemos que importar grandes cantidades de artículos de primera necesidad, tales como maquinaria pesada para la construcción de los pantanos necesarios para riego y para la producción de energía eléctrica, máquinas para mejorar nuestras carreteras y para nuestra agricultura. Si podemos contar en el futuro, aparte de nuestra preocupación normal de intentar nivelar las exportaciones con las importaciones, con una ayuda que abarque un período de bastantes años, podremos entonces presentar una propuesta cuidadosamente estudiada para mejor utilizar esos dólares, que han cedido de sus impuestos tan generosamente ustedes los norteamericanos. En general, su ayuda ha significado para nosotros la posibilidad de realizar con mayor rapidez nuestra recuperación.

Es importante que recuerden nuestros amigos que se trata de recuperarnos no solamente de los estragos de una guerra civil destructora, sino, además, del abandono de varios años, durante los cuales los Gobiernos permanecían en el Poder alrededor de cuatro meses cada uno, por lo cual no podían hacer nada útil. ¿Puedo preguntarle qué ocurriría, a una gran entidad comercial norteamericana que cambiara su Dirección y Consejo de Administración cada cuatro meses? Antes de nuestra guerra existía una incuria general de la economía del país, que, a su vez, era la causa de un bajo nivel de vida y que nos costó perder muchos mercados mundiales.

Nuestra población continúa aumentando en un millón de personas cada tres años. Esto significa un aumento en la demanda de cierta clase de artículos de primera necesidad, pero la demanda es aún mayor que la oferta y tenemos que importar más de lo que podemos exportar.

Estamos haciendo cuanto podemos para llegar a un equilibrio en nuestro comercio exterior, y por ello, bajo la propuesta del Presidente Eisenhower, sí podemos hacer planes a largo plazo para disponer de mercancías de primera necesidad y maquinaria, fuera de nuestra balanza normal de exportación e importación, nuestra recuperación general puede llevarse a cabo con mayor rapidez.»

Su Excelencia señaló que el pueblo español continúa estando por debajo del consumo «per capita» europeo en artículos básicos, tales como el cemento, acero, aluminio, algodón, lana y carbón.

Indicó que para aumentar la producción de tales materias primas, España necesitaba continuar importando maquinaria, principalmente motores eléctricos, maquinaria hidráulica, excavadoras y maquinaria para labranza.

Refiriéndose a un ejemplo de las necesidades españolas de maquinaria, el Jefe del Estado español mencionó que cada año se están transformando en regadío unas 35.000 hectáreas de tierras áridas.

Afirmó que solamente la ola de frío de este año había costado a España unos cien millones de dólares en daños a cosechas de primer orden, tales como naranjas, limones, aceitunas y almendras. Dijo que también habían sufrido daños las siembras de patatas; y, en menor grado, la del trigo.

El Generalísimo señaló también que el frío había dado un rudo golpe a la mano de obra estacional o de temporada, pero que el Gobierno estaba tomando medidas especiales para dar trabajo a aquellos que se habían quedado sin él por culpa de las heladas.

Su Excelencia declaró que el aumento de la población, que lleva consigo un aumento de la demanda de trabajo, está siendo atendido por el Gobierno en las zonas rurales con un cultivo más intenso, por medio de los regadíos y con aumento de la repoblación forestal; y en el orden industrial, por la creación de nuevas políticas y por medio del aumento normal en los empleos que tiene lugar cuando mejora el nivel de vida.

La construcción naval, la fabricación de automóviles y la de maquinaria agrícola aumenta en España, dijo, y esto ha llevado a la creación de pequeñas industrias y talleres que proporcionan empleo a una mano de obra numerosa.

Añadió que, a pesar de los escasos resultados conseguidos hasta ahora en la prospección petrolífera en España, tiene la intención de aumentar la búsqueda de petróleo, aunque, de no encontrarlo en grandes cantidades, la tarea podría resultar anti-económica. Algunos geólogos opinan que España es potencialmente rica en petróleo. El Jefe del Estado español dio a entender que podría serle útil a los Estados Unidos y a las potencias occidentales el tener reservas de petróleo en esta parte del mundo, en caso de urgencia.

 

 

Compartir en: