Comunicado de apoyo al Prior Administrador de la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos D. Santiago Cantera

03 de enero de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Dos semanas después de que la ministra de Justicia solicitara la preceptiva autorización para acceder a la Basílica del Valle de los Caídos con la finalidad de exhumar los restos del Generalísimo Franco allí enterrado, y bajo la custodia de la Comunidad Benedictina por encomienda expresa de S.M. el Rey Don Juan Carlos I, la respuesta negativa del Prior D. Santiago Cantera a autorizar conforme a su conciencia y respeto a la legalidad el acceso a la misma sin autorización judicial ha levantado un resquemor notable en medios de transmisión afines al Gobierno.
La respuesta gallarda del Prior no podía haber sido otra puesto que es obvio que ninguna norma puede prevalecer sobre lo dispuesto en un Tratado Internacional como lo es el Acuerdo entre el Reino de España y la Santa Sede, la Basílica es un lugar sagrado y de culto y, por consiguiente, inviolable y es evidente que teniendo el Prior conferida la máxima autoridad sobre el referido lugar de culto y que la exhumación que se pretende de unos restos mortales contra la expresa voluntad de la familia directa del difunto no puede considerarse en modo alguno como una actuación que esté en consonancia con la santidad del lugar y menos aún sin la preceptiva orden judicial al respecto.
La reacción inicial del Gobierno que leemos a través de diversos medios ha sido la de transmitir que “esperaba esta actitud por parte de Santiago Cantera, cuyos antecedentes ideológicos son conocidos públicamente” y aún más, añade en su respuesta, que “antes de ingresar en la orden de los benedictinos, el religioso fue candidato a las elecciones generales de 1993 y a los comicios europeos de 1994 por el partido Falange Española Independiente”. Esta reacción del Gobierno, improcedente al calificar a una persona por su pasado, demuestra la bajeza de quienes no dudan en pactar contra toda clase de enemigos de España para mantenerse en el poder a toda costa. Si el Gobierno no se extraña de la actitud del Padre Cantera menos nos extrañamos nosotros de la adoptada por el Ejecutivo por las razones antes apuntadas.

El pasado del Padre Cantera, por cierto para nosotros muy noble, es asunto que no tiene nada que ver con su decisión, en nada obstruccionista, según nos dice el Gobierno, sino ajustada a su conciencia y honor. Claro que esto es algo de lo que entiende poco el Gobierno y sería prolijo el explicárselo.

La Fundación Nacional Francisco Franco quiere con este Comunicado, ante los ataques que se están manifestando contra el Padre Cantera, mostrar su apoyo total y cerrado a su persona y una vez más hacer llegar a la Jerarquía Eclesiástica su responsabilidad con la persona - Francisco Franco - a la que debe su existencia actual como Iglesia y que en vida fue un cristiano ejemplar tal y como reflejaron todos los obispos españoles en el momento de su fallecimiento. ¿ Se lo recordamos?

Los ataques “ad hominem” no son más que reflejo de la impotencia de un Gobierno profanador ante la rectitud de quien obra de acuerdo con la ley, la moral y la propia conciencia.

Compartir en: