COMUNICACIÓN DE LA FUNDACION NACIONAL FRANCISCO FRANCO SOBRE EL MAGISTRADO D. PABLO LUCAS MURILLO DE LA CUEVA

22 de enero de 2020 por Redacción FNFF

Compartir en:

En el incidente de recusación planteado por esta Fundación respecto al magistrado D. Pablo Lucas Murillo de la Cueva por sus relaciones profesionales y de amistad con la Vicepresidente Primera del Gobierno Dª. Carmen Calvo Poyato, el Fiscal del Tribunal Supremo D. Pedro Crespo Barquero se ha opuesto a su estimación.

Como se sabe, este incidente de recusación ha supuesto la suspensión del señalamiento para deliberación y fallo del recurso contencioso-administrativo que se interpuso por esta Fundación contra el acuerdo de Consejo de Ministros que acordaba la exhumación y reinhumación del Generalísimo.

¿Qué podía esperarse de un fiscal de reconocida ideología izquierdista y de consabida afinidad con la progresía judicial, gracias a la cual ha sido elevado a las más alta categoría de la carrera fiscal adelantándose a cientos de fiscales anteriores en el escalafón y en méritos que han ejercido su actividad profesional con empeño y sin aprovecharse de puestos técnicos asignados nominalmente en base a la ideología política?

Pedro Crespo hasta hace unos meses ha pertenecido a la Unión Progresista de Fiscales (UPF) –asociación en la que también milita Dolores Delgado, afiliada al PSOE y hasta hace unos días Ministra de Justicia en cuyo departamento se ha instruido el expediente de exhumación cuya legalidad ahora pende ante el Tribunal Supremo, así como Manuel Jesús Dolz, actual Secretario de Estado de Justicia-, habiendo participado activamente en dichas asociación de la que ha sido  vicepresidente y, gracias a ello, Vocal del Consejo Fiscal. 

Pedro Crespo ha sido, igualmente, “mano derecha” del exministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo, quien -recordemos- compartió jornada cinegética sin disponer de permiso de caza junto a su amigo condenado por prevaricación, el exmagistrado Baltasar Garzón, en unión de Dolores Delgado -entonces fiscal de la Audiencia Nacional y compañera y amiga personal del exmagistrado- y acompañados después en una cena por un Comisario General de la Policía Judicial con el que pertreñaron maniobras de acoso judicial al PP, episodio que provocó, junto a la rebelión de los funcionarios maltratados por Bermejo, su posterior dimisión como Ministro de Justicia. 

El nombre de este fiscal ha estado en todas las últimas quinielas como candidato a la Fiscalía General del Estado, cargo que ocupa ahora Dª. María Dolores Delgado, nombrada para facilitar el apoyo que necesita el gobierno social-comunista de los secesionistas y herederos de ETA.

 

Con este perfil de Pedro Crespo, ¿podía esperarse, acaso, que se pronunciara a favor de la recusación planteada por esta Fundación al magistrado Pablo Lucas, también del ala izquierdista de la Sala Tercera?

Compartir en: