"Matanzas en el Madrid Republicano" de Félix Schlayer

14 de febrero de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Ángel Palomino

Boletín Informativo de la FNFF

 

"Matanzas en el Madrid republicano. Paseos, checas, Paracuellos..."

Félix Schlayer

Editorial Áltera, Barcelona, 2006

71l6dqGPFhL

 

 

Paseos, checas, Paracuellos... tal es el significativo subtítulo de la reedición del relato del diplomático que descubrió, entre otras, la matanza de Paracuellos. Félix Schlayer, aunque de origen alemán, era el cónsul de Noruega en los años del Madrid republicano, y en los trágicos del comienzo de la guerra. Al encontrarse el embajador de Noruega fuera de España, Schlayer se puso al frente de la legación de dicho país.

 

El relato se sigue desde el comienzo con interés, que hace difícil abandonar la lectura del mismo. Es el testimonio fiel y pormenorizado de la tragedia del Madrid rojo expuesto por un representante extranjero, desapasionado, al no pertenecer ni al bando de los alzados ni al de los represores, motivos entre otros por el que la obra adquiere un peculiar interés.

 

La labor de Schlayer en la protección de los perseguidos, en las vidas salvadas, con medios muy reducidos desborda en numerosas ocasiones la ya de por sí elogiosa labor humanitaria, para entrar de lleno en la heroicidad.

 

Su postura firma ante las "autoridades" de un Madrid anárquico y confuso donde la vida no valía nada, logra con el respeto condicionado a un pabellón extranjero, e instando a tal acción protectora a otras embajadas, salvar a miles de personas. Condenadas de antemano a muerte en un tiempo de terror, donde la anarquía y la persecución se desataba no contra militantes de partidos opuestos al Frente Popular, sino en un verdadero exterminio de los enemigos de clase, conforme a los postulados leninistas del terror científicamente desarrollado.

 

La labor de Schlayer se vio aún más dificultada por el terror anárquico que asolaba Madrid, pues en los primeros tiempos del mismo, a diferencia del terror bolchevique, terror centralizado por el aparato represivo de Dzerjinsky, e incluso el terror jacobino, el español fue anárquico y disperso, ya que cualquier sindicato obrero o campesino poseía sus propias checas y aparatos represivos. Por su fuerza en la aplicación del "crimen desorganizado", del terror ciego contra ciudadanos pacíficos de toda índole, pero englobados como enemigos de clase, destacaba por encima del menos poderoso partido comunista, el PSOE, con una amplitud de medios superior a otros grupos y grupúsculos.

 

En la obra de Schlayer asoma de modo inequívoco el papel de Santiago Carrillo en las matanzas de Paracuellos y otros lugares cercanos a la capital de España. La barbarie desatada en Madrid es reflejada de forma sencilla y escueta por Schlayer. Por ejemplo, en el asesinato del abogado Ricardo de la Cierva, padre del destacado historiador, a pesar de los esfuerzos de Schlayer para salvar su vida, apreciándose el nulo control del gobierno sobre las fuerzas por él desatadas.

 

En el esfuerzo desarrollado por Áltera en el combate contra la dictadura de lo políticamente correcto, tal puede verse en la recuperación de esta obra agotada hace muchos años, y de la que no existía más que un ejemplar -para más dificultad escrita en letra gótica- ha desempeñado un papel significativo el investigador José Manuel de Ezpeleta, quien ha empleado y emplea tiempo y esfuerzo en la búsqueda de la verdad. Posiblemente Ezpeleta sea el más destacad investigador, con la aportación de documentación abrumadora, de las matanzas de Madrid republicano, y el más pormenorizado estudioso de hechos, fechas, lugares, donde se desarrollaron los paseos y crímenes indisolublemente ligados al Madrid rojo.

 

 

 

 

 

Compartir en: