Diario del Alcázar: Día 22 de julio

22 de julio de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:
 

22 de julio, miércoles

 

A las 5 horas se presentó un avión trimotor que bombardeó el Alcázar.

A las 9 de la mañana rompió el fuego contra el Alcázar, una batería de 10,5 cm., emplazada en la Dehesa de Pinedo.

A las 10 horas, vuelve la aviación y prosigue el bombardeo contra el mismo objetivo, incendiando la torre S. E. d Alcázar

A la misma hora aproximadamente el Gobernador Civil desde la Diputación Provincial , llamó al Comandan Militar, dándole 2 horas de plazo para la rendición, contestándole, después de una reunión de Jefes, con una negati1 enérgica, acordada por una gran mayoría.

A las 16 horas vuelve de nuevo la aviación, que bombardeó el Hospital de Tavera y el Alcázar, a consecuencia del cual sufrieron desperfectos estos edificios e incendiándose una manzana de casas correspondientes a la Cuesta del Alcázar y Plaza de Zocodover. Durante este tiempo, el paqueo en todos los frentes fue muy intenso.

A consecuencia de la presión enemiga ejercida por columna, que puso en acción su artillería y aviación, mas dos coches blindados y el no oír fuego por la Fábrica ni responder ésta a las llamadas que desde el Hospital de Tavera se le hacían, suponiendo se había entregado al enemigo, y por tanto que el esfuerzo todo de la columna se dirigía contra el Hospital, obligaron al Comandante Jefe del Destacamento a evacuar el edificio, haciéndolo antes todo el personal civil, alojado en él, habiendo desaparecido durante el trayecto hasta el Alcázar el Capitán Médico D. Andrés Gato, el practicante D. José Mena, Brigada D. Emilio Valero, Sargentos D. Catalino Corrochano y D. Francisco Barros, Auxiliares del Cuerpo Auxiliar Subalterno del Ejército D. Pedro Villoría, D. Juan de Dios Moreno y D. Luís López del Campo, un corneta, un soldado de 1ª y cinco de 2ª, todos pertenecientes a la Escuela Central de Gimnasia; un soldado de 2ª de la Academia de Infantería y dos Guardias civiles.

Todos los destacamentos de la Guardia Civil se replegaron ante la presión del enemigo, a excepción de los de la radio y Banco de España.

Al anochecer se incorporaron al Alcázar los Tenientes de artillería Sres. Dorda y Ros, que pudieron evadirse de la fábrica, a cuya plantilla pertenecían.

A las 21 horas llamó por teléfono desde Toledo al Comandante Militar, el Ministro de Instrucción Pública Sr. Barnes (Francisco), y con todo género de razonamientos trató de convencernos para la rendición; acto seguido se reunieron todos los Jefes de Unidad, incluso los del elemento civil bajo la Presidencia del Comandante Militar, y acordaron por aplastante mayoría, seguir la resistencia hasta el último instante. A consecuencia del bombardeo, quedó el Alcázar y sus dependencias sin fluido eléctrico.

Bajas en este día.-1 muerto, 5 heridos y 7 contusos.

Compartir en: