España, ¿Quo vadis?, por Vicente Díaz de Villegas y Herrería

10 de marzo de 2022 por Redacción FNFF

Compartir en:

 

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

 

El siglo XIX, que en España fue particularmente sangriento, se iniciaba con la guerra de la Independencia (1808-1814) contra los franceses, en ella también se enfrentaban entre si los españoles.

En paralelo, dada la debilidad, cuando no traición, del Gobierno español, se iniciaban las guerras civiles de independencia de los países hispanoamericanos (1809 - 1832).

Apenas terminadas las guerras en el continente americano, se iniciaban en la península las sangrientas guerras civiles carlistas (1ª 1833-1839; 2ª 1846-1849; 3ª 1872-1876).

En todas estas guerras intervenían política y militarmente Francia y Gran Bretaña.

Entre 1873 y 1874 llegaba la primera y caótica República Española con enfrentamientos mortales entre españoles.

Seguiría la guerra, (1895-1898) de Cuba y Filipinas vs USA

 

Resultado de la industrialización con la generación de grandes masas obreras y para hacer frente a un capitalismo inmisericorde, hacía su aparición el marxismo como un pseudocristianismo materialista, con el Estado y el Partido como dios y los dirigentes como profetas. Sus derivados, el socialismo internacional (Comunismo) y el nacional socialismo (Nazismo, Fascismo, Independentismo), cabezas del mismo monstruo, imponían el terror.

España no quedaba al margen de estas ideologías y, tras huelgas generales, asesinatos y caos, la monarquía era derribada mediante un Golpe de Estado Electoral de izquierdas que transformaba las elecciones municipales en plebiscito callejero. Así en abril de 1931 llegaba la 2ª República trayendo asesinatos, huelgas, quema de conventos,…inseguridad” no es esto no es esto”  decía Ortega y Gasset -Dic 1931-. No contento con los resultados de las elecciones de 1933, el Partido Socialista apoyado por los nazionalismos regionales y comunistas, mostrando sus talantes democrático, encabezaba un Golpe de Estado violento contra la República, con mayor virulencia en Asturias, y en Cataluña y Vascongadas.

A principios de 1936, otro antidemocrático pucherazo electoral llevaba al poder al Frente Popular, los asesinatos se incrementaban junto con la inseguridad general.

Tras el asesinato del líder de la oposición, Calvo Sotelo, se iniciaba el Alzamiento en julio de 1936 iniciándose otra guerra civil que terminaba en 1939, año en que comenzaba la 2ª Guerra Mundial con la alianza Nazi-Comunista.

Cabe recordar que entre 1870 y 1921 eran asesinados por las izquierdas 4 presidentes de Gobierno (Prim, Cánovas, Canalejas e Iradier). El 5º, el Almirante Carrero Blanco lo sería en 1973.

 

En el frente, la Guerra Civil (Cruzada por el asesinato de más de 10.000 cristianos por serlo) costaba aproximadamente 150.000 muertos, cifra cercana a la de la sangrienta Primera guerra civil Carlista, en la que con armamento menos letal y gracias al acuerdo de Eliot, que frenó la masacre de prisioneros, morían 140.000 de ambos bandos.

 

En España en 1939 se inauguraba una Paz, Unidad -no uniformidad- y Progreso (convirtiéndose España en 6ª potencia mundial) que llegaría con un gran impulso de seguridad y libertad individual hasta 1975.

En 1978 se aprobaba una Constitución “consensuada” con un partido comunista, que se derrumbaba con el muro de Berlin en 1989. También intervenían los antidemócratas secesionistas cuyo mérito era la deslealtad hacia todos los pueblos de España, incluidos los propios catalanes y vascos no secesionistas.

El negocio político aparecía in crescendo: Partidos, partidas, “partides”, un divide y vencerás, intolerancia vs confluencia al mismo fin de todos para el Progreso, Servicio y Libertad. Soberbia, envidia e incompetencia rompían el efecto multiplicador de la unión de diferencias. La sociedad era estabulaba multiplicando por 4 el personal para las administraciones estatal y autonómicas, siendo el objetivo de estas, no buscar la eficiencia en los recursos, sino imponer su modelo ideológico de fractura, apoyados en algunos casos por el terrorismo.

 

En 1978 las urnas se llenaban de papeletas de votantes con ilusión pero, la confusión de las mentiras, de los votos útiles, de las diferentes valoraciones de votos según la región, de la corrupción en puestos de trabajo y contrataciones,… alejaban la política y la democracia de la realidad española. Se añadía un endeudamiento generacional para llevar a cabo un gasto público tan innecesario como moral y materialmente corrupto. Todo lo cual ha ido dejando paso a una decepción y ruina general pues Verdad, libertad y responsabilidad son imprescindibles en Democracia.

La Torre de Babel y el caballo de Troya juntos sobre aquella Hispania/España de mas de 2200 años, la certificaban en 2004 como concepto discutido y discutible.

 

Desde los gobiernos vale todo en ese engaño, desprecio al votante, administración desleal (“La gente es tonta” Tip y Col), el valor del negociete/trueque firmado entre partidos hace que la Nación se convierta en rehén de diktadores y por tanto no obliga.

Los “leurres/engaños” van desde: derecho a empadronamiento en un banco del parque, derecho de voto con legalización y pagas superiores al salario mínimo y a algunas pensiones a miles de ilegales, cambiar la tumba de Franco pero blanqueo de terroristas, investigación al Rey pero ocultación de corrupción, abusos en la Iglesia pero ocultación de abusos Baleares y Valencia, doctrina de género pero no igualdad, eutanasia pero no cuidados paliativos, ocultación cifras de muertes COVID, ocultación procedencia de autores de delitos si no son españoles, memoria histórica unilateral,…volvemos a los años 30 del siglo XX en una provocada ruina, rencor y enfrentamiento,…cualquier cosa desde los gobiernos menos Servir.

 

Las águilas cántabras, romanas, leonesas, astures, castellanas, aragonesas, valencianas, extremeñas,…que se juntaban para protegerse, volar mas alto y ver mas lejos se han ido transformando, gracias a personal sin valores morales, afán de servicio, ni preparación, -salvo raras excepciones- en gallinas autonomistas, secesionistas y esquilmadoras, que quieren ser mas que sus vecinas amparándose en un chantaje a dos grandes partidos incapaces de marginar el ineficiente, insolidario e injusto voto autonómico.

El origen común de los pueblos de España, su dignidad, el sentimiento de igualdad, justicia y libertad, la valoración del esfuerzo y sacrificio, el respeto a la infancia y el apoyo a la familia,…claman con urgencia por sus fueros ante la impuesta contracultura idiomática para separar.

Degenerando, camino de la esclavitud y miseria en el establo, a manos de diktadores/dekretadores con su ejemplo de lo que NO hay que hacer, vamos perdiendo la Paz vs rencor, la Unidad vs negocio feudal y el Progreso vs retroceso.

 

Jaén levántate brava sobre tus piedras lunares no vayas a ser esclava…cantaba el poeta”. ¿Quo vadis España?

 

 

 

Compartir en: