Monedas que ya son historia: La numismática del Estado Español con Francisco Franco (2)

30 de julio de 2021 por Redacción FNFF

Compartir en:

Moneda de 2,50 pesetas

moenda_25_pesetas_1944
La Ley de 18 de marzo de 1944, para la autorización de fabricar la moneda de 1 peseta, alcanzaba también a la fabricación de la moneda de 2,50 pesetas, si bien queda en suspenso hasta que en el año 1953 la Ley de 22 de diciembre dispone su fabricación.

Se componía esta pieza de una aleación de cobre y aluminio de características análogas a la de 1 peseta, con el mismo anverso y reverso, variando solamente el diámetro, que pasaba de 21 mm. en la peseta a 25 mm. en la de 2,50 pesetas.

Con fecha 26 de enero de 1954 se ponen en circulación los siguientes años y cantidades:

  Unidades
1953, estrella 54 y 56  53.081.600
1953, estrella 68 (no circularon) 1.000
1953, estrella 69 (no circularon)

1.000

1953, estrella 70 (no circularon) 3.000
1953, estrella 71 (no circularon) 8.000


Fueron piezas de gran circulación los años 54 y 56, exceptuando los años 68, 69, 70 y 71, en que fueron fabricadas exclusivamente para coleccionistas por la F.N.M.T. Son, por tanto, estas cuatro monedas, piezas de gran valor numismático, dada su escasez, principalmente los años 68 y 69.

Moneda de 5 pesetas

moneda_5_pesetas_1949

Con la Ley de 18 de abril de 1946 se creó la moneda de 5 pesetas, decidiéndose el 5 de agosto de 1949 su fabricación. Su aleación de níquel, casi puro, la hizo una moneda atractiva, pero los avatares del encarecimiento del níquel hicieron que apenas con dos años de circulación fueran retiradas. El anverso y reverso eran análogos al de las monedas de 1 y 2,50 pesetas, variando, exclusivamente, los años de la Ley. Se acuñaron las siguientes:

  Unidades
 1949, estrella 49  604.000
1949, estrella 50 24.610.000
1949, estrella 51 145.462
1949, estrella 52 200.188



Es de destacar que de estas monedas los datos que se tienen de las dos últimas emisiones, las de los años 1951 y 1952, son muy confusos. La recogida de las del año 1951 parece ser fue inmediata, de aquí las escasas piezas existentes, mientras que las del año 1952 no fueron puestas en circulación, según versión de la propia F.N.M.T.; no obstante, se tiene conocimiento de haberse ofrecido alguna pieza en subasta pública. En cualquier caso, son piezas de un alto valor numismático.

Monedas de 5, 25 y 50 pesetas

moneda_5_pesetas_1957

La ley de 26 de diciembre de 1957 dispone de una nueva fabricación de monedas de 5 pesetas a base de una aleación de cuproníquel y diámetro inferior al existente.

Esta Ley señala, como otra particularidad esencial, la aparición de dos nuevos tipos de monedas de la misma aleación, una de 25 pesetas y otra de 50 pesetas. Todas ellas vienen a sustituir hasta el entonces papel moneda.

moneda_25_pesetas_1957

Estos tipos de monedas reseñadas de 5, 25 y 50 pesetas marcarán una amplia etapa de fabricación, que alcanzará hasta el fallecimiento de Francisco Franco (1975).

moneda_50_pesetas_1957

El anverso de estas monedas es el mismo que se empleó para la serie de pesetas de las Leyes de 1947, 1953 y 1963, y el reverso fue realizado sobre dibujo del señor Miziano, de la F.N.M.T., que presentaba como novedad un águila sujetando el escudo y una sola estrella en el campo, que indicará, sucesivamente, las decenas del año de acuñación. Otra particularidad fue el introducir en el canto de las monedas de 25 y 50 pesetas la inscripción de UNA, GRANDE Y LIBRE y que, como caso curioso, aparecieron algunos ejemplares en la moneda de 50 pesetas con la inscripción de UNA, LIBRE GRANDE, sin que se sepan las causas.

De las monedas citadas fueron acuñadas, en sucesivos años, las siguientes cantidades:

5 pesetas 1957, estrella 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74 y 75: 1.064,6 millones.

25 pesetas 1957, estrella 58, 59, 61, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74 y 75: 246,4 millones.

50 pesetas 1957, estrella 58, 59, 60, 67 y 71: 50.286.000 millones.

Todas ellas son monedas corrientes, desde el punto de vista numismático, exceptuando las monedas de 5 pesetas de 1963, las de 25 pesetas de los años 1958, 1961 y 1973 (ésta sólo se fabricó para los coleccionistas), así como las de 50 pesetas de los años 1968, 1969, 1970, 1972, 1973, 1974 y 1975 también para coleccionistas, que son, por tanto, piezas escasas muy buscadas, destacando las de los años 1968 y 1969 por su elevado valor.

Moneda de 100 pesetas

moneda_100_pesetas_1966

El año 1966 señala la particularidad de que por Ley de 18 de marzo se instaura en España, nuevamente, la moneda de plata en valor de 100 pesetas.

Fue moneda de poca acogida, debido a que su peso la hacía poco asequible al empleo diario, por lo que casi todo ciudadano prefería el uso de papel. Posteriormente, en nuestros días, se ha demostrado, en el alza de los metales preciosos, el valor de dicha moneda sólo en su valor intrínseco de metal.

Las características de aleación de dicha moneda es la de 800 milésimas, siendo el resto de cobre, y con un peso de 19 gramos.

El anverso presentaba el busto de Francisco Franco, análogo al de las monedas precedentes, obra del referido escultor señor Avalos, con inscripción en el canto de UNA GRANDE LIBRE, y el reverso, en cuatro cuarteles, los símbolos representativos del escudo nacional, rematados por una corona entre la cifra 100 y la palabra PTAS.

De esta moneda se acuñaron las siguientes:

  Millones
1966, estrella 66

15

1966, estrella 67 35
1966, estrella 68 24
  Unidades
1966, estrella 69 4.500
1966, estrella 70 995.500

 

Todas las monedas llevan, en analogía con otras monedas inferiores, los años de acuñación en las estrellas que figuran en el anverso. Es de destacar que la moneda del año 1969, realizada para coleccionistas, presentaba dos variantes en la forma del 9 de las unidades, variantes que se conocen en el ambiente numismático como 9 de trazo recto, una, y 9 de trazo curvo, otra, lo que ha hecho de esta moneda una pieza de apreciable valor numismático.

 

Compartir en: