Liberación de Cataluña.

10 de febrero de 2020 por Redacción FNFF

Compartir en:

 

 Delegación de la FNFF en Cataluña

 

Uno de los momentos decisivos de la Guerra Civil Española, sin duda fue la liberación de Cataluña, ya que fue el principio del fin de la guerra, así como la derrota del comunismo, y el fin de la II República y el fin de sus largos años de terror y caos.

Tras postergar el ataque por el mal tiempo, el 23 de diciembre de 1938, el Ejército Nacional lanzó su ofensiva para liberar Cataluña, empezando su ataque a lo largo del río Segre, rompiendo el frente republicano ese mismo día. Días antes había lanzado diferentes bombardeos en varias localidades de Cataluña para preparar la ofensiva.

 

 Mapa_de_la_Ofensiva_de_Cataluna

Mapa de la Ofensiva de Cataluña

Para evitar una penetración masiva de las tropas Nacionales, el gobierno de la República envió al V Cuerpo de Ejército al mando del teniente coronel Enrique Líster, quien contuvo la ofensiva durante doce días a costa de elevadas bajas entre sus tropas, evitando con ello que las tropas Nacionales penetrasen masivamente por el vértice de los ríos Ebro y Segre, pero no logrando contratacar, ni mucho menos recuperar el terreno perdido.

El 3 de enero de 1939 un ataque de carros de combate del Ejército Nacional, forzó una retirada republicana, mientras que ese mismo día las unidades del general Juan Yagüe lograron cruzar el Ebro y atacaron a las tropas republicanas por el flanco sur, amenazándolas con encerrarlas en un gran cerco. Por otro lado, la mejora de la climatología, permitió que la aviación de Franco operara con mayor libertad, cortando las frágiles líneas de abastecimiento republicanas y entorpeciendo los movimientos de sus tropas.

El 8 de enero, las tropas Nacionales reanudaron su ataque, y el día 12 tomaron la localidad de Montblanch. El 14 de enero la localidad de Valls se rindió a las tropas Nacionales, con lo que ya pudieron concentrar sus fuerzas sobre Tarragona. Las tropas del general Yagüe sin encontrar apenas demasiada resistencia, más allá de unos pocos batallones republicanos adscritos a Tarragona, entraron en la ciudad de Tarragona el 14 de enero, presionando así por el sur a la ciudad de Barcelona.

El día 18 de enero, Juan Negrín, Presidente del gobierno de la República, y el Consejo de Ministros acordaron declarar el "estado de guerra" y asignar al Ejército Popular Republicano la autoridad civil en retaguardia, esta medida se sumaba a la emitida días antes, concretamente el día 16 de enero por la cual el gobierno de la República ordenó la movilización general de ciudadanos de ambos sexos entre 17 y 55 años de edad, así como la militarización de todas las industrias, pero ambas órdenes llegaron demasiado tarde, y además no dio tiempo a ser plenamente implantadas, por lo que lo único que provocaron fue desorden y un vacío de poder, ya que dado que la línea del frente estaba a apenas a unos 25 kilómetros del centro de Barcelona, los jefes militares estaban más preocupados en evitar la desmoralización de sus tropas que en hacerse cargo de la autoridad civil. En paralelo, las divisiones políticas dentro del bando republicano entre socialistas, anarquistas, y comunistas no desaparecieron ante la perspectiva de un gran desastre bélico para la República en Cataluña, lo cual ocasionó una mayor confusión y desorden.

Sin encontrar ninguna resistencia las tropas Nacionales pertenecientes a los cuerpos de Ejército de Marruecos al mando del general Juan Yagüe y el Cuerpo de ejército de Navarra, al mando del general José Solchaga, llegaron a orillas del río Llobregat el 24 de enero. Al día siguiente el Corpo Truppe Volontarie del general Gastone Gambara, lo cruzó por Martorell, el de Navarra por Molins de Rey, y el Ejército de Marruecos por El Prat, para en un movimiento envolvente, atenazar Barcelona por el sur y el oeste.

Al amanecer del 26 de enero las tropas franquistas alcanzaban las cumbres del Tibidabo y de Montjuic, y al mediodía avanzaron por el centro de Barcelona y ocuparon toda la ciudad sin encontrar ninguna resistencia, más bien todo lo contrario, ya que de forma espontánea miles de barceloneses salieron a las calles a recibir y vitorear a las tropas liberadoras.

Así, el 26 de enero de 1939, la ciudad de Barcelona fue liberada por las tropas Nacionales. Se da la circunstancia que, ante el vacío de poder dejado tras la huida de la ciudad de Barcelona de las autoridades civiles y militares republicanas, durante unas horas un legionario tuvo que asumir la alcaldía de Barcelona, circunstancia ésta olvidada por los libros de historia actuales. Concretamente el capitán don Víctor Felipe Martínez, de la Bandera de Carros de Combate del Cuerpo del Ejército Marroquí, (1) fue alcalde de la ciudad Condal durante unas horas del día 26 de enero, hasta que asumió el cargo don Miguel Matheu i Pla.

El avance de las topas Nacionales seguía su ritmo casi sin hallar apenas resistencia, al punto que las avanzadas del general Yagüe (incluyendo italianos, marroquíes y requetés navarros), el 4 de febrero tomaron Gerona, forzando al gobierno republicano a huir esta vez a Figueras, en cuyo castillo el presidente de gobierno Juan Negrín celebró una reunión final del gabinete republicano, a la cual apenas acudieron 64 parlamentarios de los casi 300 existentes, ello demostraba que la República carecía no solo de opciones militares, sino también de representación política.

 

MapaGuerraCivilEspanola

Mapa de la Guerra Civil Española

El 3 de febrero las tropas de Franco, estaban a 50 kilómetros de la frontera francesa. Era cuestión de días que las fuerzas de Franco ocupasen toda Cataluña.

El 5 de febrero el presidente de la República, Manuel Azaña, junto con el presidente de la Generalidad catalana Lluís Companys y el antiguo lehendakari José Antonio Aguirre, cruzaron la frontera y huyeron a Francia.

El día 8 de febrero, la localidad de Figueras se rindió, y el gobierno de la Segunda República Española, incluyendo al presidente del gobierno Juan Negrín, cruzaba también la frontera ese día. El 10 de febrero las tropas Nacionales ya habían alcanzado todos los pasos fronterizos, y llegaron a los Pirineos.

El 11 de febrero, las tropas Nacionales se hicieron con el control de Llivia, un pequeño pueblo de la provincia de Gerona, que curiosamente está rodeado por completo por territorio francés, y al cual solo se puede acceder por una estrecha carretera, con lo que en ese momento se liberó toda Cataluña. Con la liberación de Llivia, la región de Cataluña fue totalmente liberada de las hordas republicanas, comunistas, socialistas y anarquistas. Así pues, y a pesar que los libros de historia indiquen que la ofensiva para liberar Cataluña concluyó el 10 de febrero, en realidad no fue hasta el día 11 de febrero que todos los territorios de Cataluña fueron liberados.

El 21 de febrero tuvo lugar el desfile militar en Barcelona de la liberación de Cataluña, al que asistió el Francisco Franco, siendo esta una de las veces que el Generalísimo visitó la ciudad Condal, y la región de Cataluña.

 

Aprovecho estas líneas para invitar a todos los barceloneses que deseen recibir más información de la FNFF, contacten con la Delegación de Barcelona, o bien a través de secretaria@fnff.es o enviándonos un email directamente a la Delegación de la FNFF, fnff.barcelona@gmail.com

 

 

(1) Un Legionario fue alcalde de Barcelona.

https://fnff.es/historia/62485458/Un-Legionario-fue-alcalde-de-Barcelona.html

Mapas:

Mapa de la Ofensiva de Cataluña

https://ca.wikipedia.org/wiki/Ofensiva_de_Catalunya

https://ca.wikipedia.org/wiki/Ofensiva_de_Catalunya#/media/Fitxer:Mapa_guerra_civil.png

Mapa de la Guerra Civil Española

https://www.enciclopedia.cat/ec-gec-0031528.xml

https://www.enciclopedia.cat/sites/default/files/media/FOTO/31528.jpg

 

Compartir en: