Declaraciones al enviado especial de "Le Figaro" (Octubre de 1937)

02 de octubre de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Ayer vio usted cómo nuestro Movimiento es verdaderamente Nacional. Había que salvar a España por la fuerza y fue por esto por lo que el Ejército empezó el Movimiento y será el Ejército el que salvará a la nación. Los frentes de batalla están llenos de voluntarios cuyas ideas diversas se funden en una sola: el amor a España, el deseo de sacrificar su vida por la Patria. La inmensa mayoría de España está con nosotros, no solamente en las regiones que se han declarado a nuestro favor, sino, también, en las que el Ejército ha liberado después y en las que nuestro enemigo tiene todavía en su poder; y nosotros, los militares, estamos más identificados con esta España que nunca.

Las aclamaciones, los vivas, las lágrimas de alegría, con las que se nos acoge a la entrada de las poblaciones liberadas, nos lo dicen con tanta elocuencia como los donativos generosos de oro, de plata y de toda clase de armas que se reciben de todos los niveles sociales españoles.

ESTAMOS CERCA DEL TRIUNFO

España deseaba este Movimiento; nosotros no hicimos más que obedecer la voluntad nacional.

Este Movimiento, según las últimas noticias, parece cercano al triunfo. Illescas, a 32 kilómetros de Madrid, ha caído y se ha rebasado. En Castillejos, los blancos han ocupado la línea de Madrid-Valencia. Navalcarnero está cercado. El Escorial, dominado, y Aranjuez amenazado. La línea que rodea la capital ha sido rectificada y fortificada.

Las operaciones, se desarrollan conforme a un plan del Estado Mayor y conforme a las circunstancias diferentes que existen en cada sector. Nuestros avances han sido extremadamente rápidos, sobre todo, si se tiene en cuenta la naturaleza del terreno en que hemos combatido y las dificultades de diversos órdenes que hemos tenido que vencer, algunas de las cuales parecían invencibles a ciertos críticos extranjeros.

PODRÍAMOS HABER AVANZADO CON MÁS RAPIDEZ

En algunas semanas hemos adelantado cientos de kilómetros en frentes diversos y liberado cientos de millares de hectáreas del terror rojo. Mis tropas podrían haber avanzado más rápidamente todavía, pero no hemos querido bombardear los pueblos y las poblaciones, aun- que en ciertos casos fueran verdaderas fortalezas, con el fin de no destruir los lugares habitados en su mayoría por familias simpatizantes con nuestro Movimiento.

Esta actitud que hemos observado, contrasta con la de los rojos, que no han dudado en lanzar alrededor de 15.000 proyectiles de gran calibre sobre el Alcázar de Toledo situado en una ciudad histórica y artística. A pesar de esto, los nuestros resistieron en el Alcázar y los enemigos huyeron cuando los atacamos a la bayoneta, como huyeron y huyen en este momento en las trincheras y fortificaciones' que se han construido para intentar entorpecer nuestro camino a Madrid.

- Hago alusión a los rumores que se refieren a una rendición con condiciones de la capital.

- No hay ningún trato posible. No aceptaremos más que una rendición incondicional.

- La seguridad de la victoria final es manifiesta. ¿Cómo explicarse este enorme avance, esta superioridad de los nacionales, y esta debilidad del Gobierno de Madrid? ¿No provendrá de su capitulación ante el anarquismo?

- En efecto. Pero esta capitulación vergonzosa no es de hoy. Todos los gobiernos del Frente Popular, todos los gobiernos de izquierda que han gobernado España no han estimado y han desconocido el principio de autoridad, dejándose desbordar por elementos más avanzados que ellos mismos. Ha sido así como España fué arrastrada hacia un desorden desenfrenado precursor de los horrores que se suceden actualmente en el campo opuesto. Si los anarquistas dominan hoy día una gran parte del territorio donde gobierna el llamado Gobierno de Madrid, sin autoridad, es porque no hay elementos más avanzados.

A NUESTROS ENEMIGOS LES FALTA FUERZA OFENSIVA

En términos generales, nuestros enemigos están faltos de fuerza ofensivas o por lo menos no la ejercitan con nuestras tropas. En algunos sectores donde el terreno les es favorable, ofrecen una resistencia más o menos tenaz, utilizando mal. en muchas ocasiones las defensas expresamente construidas para resistir a nuestro avance. Donde la ofensiva del enemigo se desarrolla es en el interior de las aglomeraciones sometidas a su autoridad, contra seres inocentes y sin defensa, viejos, mujeres y niños.

El frente Sur es el mejor ejemplo de esto; Allí muchísimas veces se ha repetido el caso de pueblos donde el enemigo huyó al acercarse los nuestros, pero no sin asesinar antes a todas las personas favorables al orden, destruyendo y saqueando los centros e incendiando las casas particulares. Un ejemplo elocuente de esto es lo que sucedió en la toma de Ronda, ciudad cuyos alrededores se prestaban admirablemente a una resistencia tenaz, prolongada y fácil, pues el camino que a ella conduce pasa por verdaderos desfiladeros que el enemigo había fortificado potentemente con minas, bloqueos y alambradas cargadas de electricidad, así como con zanjas. ¿Qué sucedió cuando llegaron nuestras tropas? Los rojos huyeron casi sin disparar un tiro de fusil, ni un cañonazo, aunque poseían muchas piezas. Solamente en Ronda, asesinaron más de 600 víctimas inocentes, exterminaron a personas de orden de los pueblos de los alrededores, y han destruido y saqueado todas las iglesias y las principales casas, sembrando la ruina y la miseria en una región próspera y feliz.
      

- ¿Qué hay de verdad en lo que se ha dicho sobre el empleo de los gases asfixiantes?

- Mis tropas no los han empleado.

ESPAÑA NO ENAJENARA SU TERRITORIO

- España, madre de una veintena de naciones independientes, consciente de sus tradiciones y destinos, de sus intereses mundiales y de su situación geográfica, cada día más importante, mantendrá siempre íntegra la soberanía de su territorio nacional.

Actuará en el concierto de las naciones civilizadas y tendrá un papel en las relaciones internacionales, mucho más importante que el que ha tenido durante la época que termina, y durante la cual la timidez de ciertos políticos, el deseo que tenían algunos otros de utilizar la plataforma diplomática para su propio medro en la política interior, la mantuvo en una posición secundaria. Situación artificial, puesto que la íntima ligazón entre nuestros asuntos y los de las otras naciones acaba de aparecer actualmente con ocasión de un conflicto interior que ha traído, sin embargo, repercusión mundial.

- ¿Hay en España hostilidad contra Francia?

- España no es hostil a ninguna nación. Deploramos, con un dolor profundo, que cierta ayuda prestada a los que luchan por extender en Europa la barbarie roja, haya prolongado el conflicto y aumentado el derramamiento de sangre, tanto inocente como culpable. Pero guardamos una serenidad suficiente para no olvidar que en Francia tenemos muchos amigos y que éstos están con nosotros con toda su alma.

Compartir en: