Nace la ONCE en plena Guerra Civil a instancias falangistas, por Luis E. Togores

04 de marzo de 2022 por Redacción FNFF

Compartir en:
 
En 1931, en medio de fuertes convulsiones republicanas, nacía el Patronato Nacional de Protección de Ciegos con más voluntad que eficiencia
 
Luis E. Togores
 
En 1930 José Ezquerra intentó, sin éxito, crear una organización nacional para la protección de los invidentes españoles. Eran los tiempos de los últimos estertores de la monarquía de Alfonso XIII. En 1931 en plenas convulsiones republicanas nacía el Patronato Nacional de Protección de Ciegos, organismo estatal heredero del ineficaz Patronato Nacional de Sordomudos, Ciegos y Anormales de 1910. El nuevo organismo aparecía con más voluntad que eficiencia.
En el verano de 1936 comenzaba la Guerra Civil española. En la zona nacional, en 1937, el falangista Javier Gutiérrez de Tovar, presidente de asociación de ciegos La Hispalense de Sevilla, impulsó el nacimiento de Federación Bética de Ciegos para aglutinar las pequeñas asociaciones de ciegos de Andalucía y Extremadura. Simultáneamente en Burgos, capital de la España nacional, autoridades falangistas y un grupo de invidentes liderados por Fernando Martínez-Burgos, Primitivo Pérez y Mariano Ortega trabajaban para el nacimiento de una nueva organización para la protección y promoción de los invidentes españoles.
Joven vendedor de los primeros tiempos de la ONCE

Joven vendedor de los primeros tiempos de la ONCE Página web ONCE

 

En enero de 1938 una delegación de la Federación Bética de Ciegos se reunió con el grupo de Burgos. Iban a plantar la semilla de una futura organización de ciegos con carácter nacional (en el doble sentido) encaminada a la supresión del modelo benéfico hasta entonces existente, para crear algo nuevo en la línea de lo propuesto por Gutiérrez de Tovar, que defendía la autonomía económica de los invidentes a través de la venta de cupones de lotería.
 
 
Estas loterías no era algo nuevo, pues de forma irregular se vendían cupones desde 1930 en diferentes lugares de España, como era el caso de los boletos que vendía la asociación sevillana La Hispalense o los vendidos por la Asociación de Ciegos de Cataluña, fundada en 1934 por Roc Boronat comisario de Beneficencia del Ayuntamiento de Barcelona.
El 25 de agosto de 1938, en Santander, Gutiérrez de Tovar expuso públicamente su proyecto de creación de una nueva organización nacional de ciegos. Al día siguiente el proyecto se presentó al Gobierno de Burgos, obteniendo el apoyo del director general de Beneficencia, Javier Martínez de Bedoya, y del ministro de Gobernación (Interior) Ramón Serrano Suñer.
El 4 de diciembre una Orden Ministerial disolvió los restos del Patronato Nacional de Protección de Ciegos. El 11 de diciembre Serrano Suñer presentó el proyecto de creación de la Organización Nacional de Ciegos (ONC) a Franco. El 13 de diciembre de 1938, festividad de Santa Lucía (patrona de los invidentes) el Generalísimo firmó el decreto fundacional de la ONC. Nacía la Organización Nacional de Ciegos dependiente de Gobernación, en la que se agruparán, obligatoriamente, todos los invidentes españoles.
En el mismo decreto se creaba el Consejo Superior de Ciegos, organismo dependiente del Estado, para tutelar a la ONC, administrar sus recursos económicos, aprobar sus planes y designando como primer jefe nacional a Gutiérrez de Tovar.
En 1939 se autorizaba a la ONC a participar en el monopolio estatal del juego mediante la comercialización del «cupón prociegos» como «forma excepcional y exclusiva de ingresos para los no videntes imposibilitados de desempeñar una profesión». El primer sorteo se celebró en Madrid el 8 de mayo de 1939.
En los 40 la ONC abrió sus primeros colegios para invidentes, fábricas de dulces y talleres industriales para dar trabajos a sus afiliados.
Los desencuentros de Gutiérrez de Tovar con el Consejo Superior de Ciegos provocaron su cese en 1948. Fue reemplazado transitoriamente por Benito Hermida y en 1949 José Ezquerra fue designado Jefe Nacional, primer ciego al frente de la ONCE. Ezquerra desempeñó el cargo durante una década, apostando por un modelo mutualista que le llevó a cerrar las fábricas abiertas en la etapa anterior. En 1952 se añadió el término Españoles (ONCE) a la denominación de la organización.
Imagen del anuncio publicitario 'El Cuponazo'

Imagen del anuncio publicitario 'El Cuponazo' Página web ONCE

 

José Ezquerra Berges (1880 - 1965) era una de las voces más importantes en la España de los 30 en defensa de los derechos de los ciegos. Había perdido a los 13 años la vista. Fundó en 1905 la. Interesado en la difusión del esperanto fundó la Sección Esperantista de Ciegos en Federación Española de Esperanto, siendo a pesar de su ceguera su primer presidente. A él se debe una gramática de esperanto en braille, siendo traductor de muchas obras en sistema braille.
La inserción laboral de los ciegos se convirtió en uno de los objetivos prioritarios de la ONCE a partir de los años 60 bajo la dirección de Ignacio de Satrústegui. Nacían nuevos centros de formación profesional y talleres ocupacionales. En 1964 se funda la Escuela de Fisioterapia, en 1966 la Escuela de Telefonía y el Centro de Rehabilitación y Formación Profesional. De forma simultánea nacieron las bibliotecas y las imprentas en braille, al tiempo que nacían los audio libro de la ONCE.
A la muerte de Franco la ONCE dejó de depender del Estado para empezar su autogestión, un proceso que terminó el 19 de enero de 1982, con la celebración de las primeras elecciones entre los afiliados. Antonio Vicente Mosquete fue el primer presidente elegido democráticamente.

JEFES NACIONALES

  • Javier Gutiérrez de Tovar (1938-1948)
  • Benito Hermida (1948-1949)
  • José Ezquerra Berges (1949-1959)
  • Ignacio Satrústegui Berges (1959-1973)
  • Jesús Jiménez Albéniz (1973-1981)
  • Félix Hernández Delso (1981-1982)

PRESIDENTES DEL CONSEJO GENERAL

  • Antonio Vicente Mosquete (1982-1987)
  • José Antonio Reyes Durán (1987-1989)
  • José María Arroyo Zarzoza (1989-2003)
  • Miguel Carballeda Piñeiro (2003-)
La ONCE emplea actualmente a más de 70.000 personas y cuenta con una red de más de 20.000 vendedores de cupones.
 
Compartir en: