Diario del Alcázar: Día 22 de agosto

22 de agosto de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

22 de agosto, sábado

A las 5 de la mañana se señala la presencia de un avión que viene del Suroeste, evoluciona no muy alto sobre el Alcázar y se retira en la misma dirección de venida.

Este aparato origina grandes discusiones, por asegurar bastantes observadores no es como los otros y no llevar ningún distintivo rojo, lo que hace presumir fuese el primero que enviasen nuestros hermanos.

A las 7, paqueo con alguna intensidad del enemigo y hostilizan con morteros la Sección de Tropa. A las 10, y de Madrid, aparece un trimotor y un caza, y después de evolucionar sobre el Alcázar y alrededores, bombardea arrojando 12 bombas, que la mayoría caen fuera del recinto, pues con fuego de ametralladoras y fusiles se le obliga a volar alto, perdiendo con ello precisión. Alternando con las bombas, tiran latas de gasolina con objeto de producir el incendio en el Alcázar, lo que no consiguen al caer latas y bombas en sitios distintos.

Al mismo tiempo actuaron las piezas de 15,5 cm., pacos y ametralladoras desde distintos sitios enemigos. Las piezas pesadas dispararon 8 proyectiles, de los que 2 penetra en el patio. El fuego duró hasta las 11,45 horas en que retiraron los aparatos.

A las 18,30 horas, ya casi entre dos luces, nos sorprende a todos un avión procedente del Sur, que a toda velocidad y muy bajo, pasa por el  Patio y arroja un enorme paquete de lata que se fragmenta al golpe en infinidad más pequeños; pasado el primer momento de estupor, lo inesperado del acontecimiento, se ve con gran alegría que su contenido son víveres, lo que da lugar a comentarios, garantizando que el primer avión era nuestro, que ha efectuado el reconocimiento y por la tarde habla traído los víveres. Este avión .arrojó otro paquete en las inmediaciones de la Puerta de Hierro, recogiéndose la mayor cantidad posible, pues a consecuencia del choque se rompió y perdió mucho; un elemento valioso fue la leche condensada y harina lacteada, ,que por unos días más permite la manutención de niños y enfermos. El enemigo, acto seguido, rompió el fuego, disparando 74 proyectiles del 15,5 cm., que baten siempre la fachada Norte , con el consiguiente quebranto en ella, dada la enorme potencia de proyectil.

Por la tarde, a las 17 horas, en vista desde que de San Servando molestan demasiado con el mortero, ametralladoras y fusil, se decide batirlo desde la fachada E. y explanada del picadero con los mismos elementos nuestros, organizándose a consecuencia de ello un tiroteo intensísima que duró unos 15 minutos. El resto del día con gran alegría y sin novedad. La batería del 7,5 cm. fue trasladada al Campamento de Alijares.

Bajas en este día.-1 muerto, un fallecido, 5 heridos y 3 contusos.

Compartir en: