Pensamiento de Franco. Los bienes de la cultura, la alegría y el deporte

20 de abril de 2020 por Redacción FNFF

Compartir en:

Para proporcionar a los trabajadores en las horas libres el asistir al disfrute de todos los bienes de la cultura, de la alegría y del deporte, la Obra Sindical de Educación y Descanso, con una voluntad inagotable de servicio, organizó en 1958 diversos viajes, en los que participaron 151.796 trabajadores, a la par que el mismo año organizaba 1892 competiciones deportivas, en las que participaron 68.466 miembros de la Organización. Junto a estas realizaciones pueden añadirse los Albergues en las Ciudades Residenciales, que, como los de Tarragona, Perlora y Málaga, han permitido a enormes masas de afiliados sindicales disfrutar de unas vacaciones y el conocimiento de unos lugares que figuran entre los más bellos y atractivos de nuestro país. Cerca de aquí, en el Parque Sindical de Puerta de Hierro, de Madrid, es constante el disfrute de masas de trabajadores, que encuentran en sus instalaciones el esparcimiento y la alegría. 

Quisiera precisar ahora que todas esas realizaciones han sido hechas a lo largo de unos años en los que la situación económica del país y del Estado no siempre fue próspera, entre otras cosas porque debíamos reconstruir nuestros medios de producción en un ambiente de casi total aislamiento, en el que hasta 1953 no contamos con la menor ayuda exterior ni el menor estímulo. Por ello es significativo señalar que en cuanto nuestra situación económica ha mejorado de modo sustancial, hemos dedicado cantidades crecientes cada vez al mejoramiento de la situación de nuestros trabajadores, y así, por ejemplo, el fondo nacional de protección al trabajo en su plan de inversiones para este año de 1963 dispone de 1.833 millones de pesetas, que se reparten del modo siguiente: para protección al desempleo, 933 millones; para la emigración exterior, 170 millones, para la emigración interior, 95 millones, para difusión y préstamos cooperativos, 110 millones, para ayuda familiar, 500 millones, y para otras ayudas, 25 millones. A estas cantidades se deben añadir 1.600 millones que el fondo aporta con carácter excepcional con objeto de mantener los precios estables, no obstante, la última subida de salarios. 

(9-III-1963: Madrid.- IX Consejo Nacional.) 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir en: