Metro de Madrid 1936-1975, por Juan Delgado Luna

23 de diciembre de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Juan Delgado Luna

Historiador ferroviario

 

Con motivo del Centenario de Metro de Madrid (1919/2019), se expone a continuación una pequeña reseña de las líneas y material puesto en servicio en el trascurso de mandato del Jefe de Estado D. Francisco Franco.

La Línea Norte-Sur del Metropolitano Madrileño tuvo el honor de ser inaugurada por SS. MM.

Alfonso XIII en lejana fecha del 17 de octubre de 1919.

La estación de Cuatro Caminos, acogió los actos de inauguración de la primera línea de metro de nuestro país. La Compañía Metropolitano Alfonso XIII unió el comentado emplazamiento con la Puerta del Sol a lo largo de 3.497metros y 8 estaciones.

Este nuevo medio de transporte contribuiría a descongestionar  y agilizar los desplazamientos  en el que un intenso tráfico de tranvías se movía en vía única sorteando peatones, vehículos y carretas. Estos convivían desordenadamente a lo largo de pequeñas y angostas calles concebidas con parámetros  de otros tiempos, las cuales no estaban adaptadas  a las exigencias de las nuevas necesidades de esta gran ciudad que empezaba a modernizarse.

 Una vez acabada la contienda civil, la primera ampliación  de la red metropolitana madrileña, tiene lugar el 8 de agosto de 1936 (tramo de la línea III Embajadores- Sol).

 A finales del mes de marzo de 1939  circuló un tren especial para recibir a las tropas vencedoras que en esos momentos entraban en la capital por Moncloa.  El 21 de agosto se restableció el servicio normal de todas las líneas y se cambiaron diversos nombres de las estaciones como la de Gran Vía, que pasa a denominarse José Antonio.

El 16 de julio de 1941 tuvo lugar la puesta en servicio de la prolongación de la línea III, en el tramo comprendido entre las estaciones de Sol y Argüelles. Hubo que esperar hasta el 23 de marzo de 1944, para la puesta en servicio de la línea IV “bulevares” Argüelles-Goya.

Una vez más se amplía la línea III, entre las estaciones de Embajadores y Delicias. Esta tuvo lugar el 26 de marzo de 1949.  Se continuó el trabajo en esta línea, pudiéndose alargar 743,33 metros más desde Delicias hasta Legazpi, llegando a alcanzar el metropolitano madrileño los 27. 697,72km.

El 2 de septiembre  de 1955, se dispuso mediante decreto ley que las infraestructuras de nueva construcción, fuesen asumidas por cuenta del Estado Español, siendo costeado el material móvil y la superestructura por las compañías concesionarias.

El 21 de marzo de 1958 el Consejo de Ministros aprobó un Plan de Emergencia para hacer frente a nuevas ampliaciones como la puesta en servicio en la línea I el 4 de febrero de 1961 del tramo comprendido entre Tetuán y Plaza Castilla de 1.077,33 kilómetros. Este mismo día  el Jefe de Estado Francisco Franco, acompañado de su esposa Dña. Carmen Polo tuvieron el honor de inaugurar el FFCC del suburbano entre la Plaza de España y Carabanchel Bajo.

El 26 de junio de 1962, se aprobó el Segundo Plan Quinquenal. Un mes después concretamente el 2 de julio de 1962 se inauguró la nueva prolongación de la línea I comprendida entre Puente de Vallecas y Portazgo.  Asistieron al acto el ministro de Obras Públicas D. Jorge Vigón, el alcalde de Madrid (conde de Mayalde) además del infante don Luís Alfonso de Baviera.

Al siguiente año, concretamente  el 22 de julio, la línea III, fue ampliada una vez más en el tramo comprendido entre Argüelles y Moncloa.

Continuando con  la gran apuesta de Estado Español  por el Metropolitano de la capital de España, se inauguró  el 25 de mayo de 1964 la prolongación de la línea II (Ventas-Ciudad Lineal) de 2474 metros de longitud, alcanzándose los 42.041 kilómetros de red.

El 22 de diciembre de 1965, se aprueba un segundo Plan Quinquenal, al que se sumó el firmado el 6 de marzo de 1967 por la Comisión Coordinadora de Transportes.

 El 5 de junio de 1968 se inauguró un nuevo tramo de la línea V entre Callao y Carabanchel.

Nos adentramos en  los años 70.  Esta nueva década nos traerá “nuevos cambios” sociales y políticos. En lo que nos respecta en estas líneas el 26 de febrero de 1970, la línea V fue ampliada entre Callao y Ventas, entrando en servicio el 2 de marzo.

El 9 de julio de 1971, se aprueba la revisión del Plan de Ampliación del ferrocarril metropolitano además de continuar con la reforma de estaciones iniciada en 1970.

El 26 de marzo de 1973, el Jefe de Estado Francisco Franco en compañía del ministro de Obras Publicas don Gonzalo de la Mora, inauguran el tramo de la línea IV Diego de León- Alfonso XIII.

Curiosa es la inauguración que realizó el entonces príncipe de España don Juan Carlos de  Borbón (Las Musas- Pueblo Nuevo) el día 17 de junio de 1974, por ser  el primer tramo de gálibo ancho del metropolitano. Hay que destacar la puesta en servicio de la novedosa serie 5000. La modernidad empezaba a imponerse en la red metropolitana.

El 13 de marzo de 1975 se revisa el Plan de Ampliación del año anterior y el 17 de marzo es inaugurado por el ministro de Obras Públicas don Antonio Valdés el tramo de la línea VII, comprendido entre Pueblo Nuevo y Avenida de América.

El 20 de noviembre de ese mismo año, fallece el Jefe de Estado Francisco Franco.

En lo que respecta al material móvil, entre los años 1936 y 1975, se pusieron en servicio las distintas series de coches clásicos que se exponen a continuación: 1936/1939 (Embajadores). 1942/1944 (Salamanca). 1945/1947, los coches modelo Bulevares. 1951/1958 (Bulevares reformados) 1950/1951 (Legazpi-3). 1954/1955 (Legazpi-4) 1955/1960 (Legazpi-5) y los Legazpi aligerados entre los años 1961 y 1965.

Otros vehículos “con diferente tecnología” como los  del suburbano serie “300” de 1ª serie  son puestos en servicio entre 1960 y 1963. En otro apartado tenemos la gran familia de los coches serie 1000 de 1ª serie 1965/1966, la segunda remesa entregada entre 1968 y 1969, terminando con la 3ª serie recepcionada a lo largo de 1973.

Finalizamos esta sección sin olvidarnos la serie 5000 con sistema Chopper, que a partir de 1974 empezaron a entregarse al metropolitano, para circular por las modernas líneas de gálibo ancho que por aquellas fechas empezaban  a construirse.

En el periodo que estamos tratando en estas líneas, la red metropolitana fue ampliada desde los 20.329,76 km de 1936, hasta los 62.847,97 de 1975.

Como dato anecdótico un billete sencillo al finalizar la  Guerra Civil, costaba de 0,10 a 0,40 céntimos de peseta  correspondiendo para un  titulo de viaje de ida y vuelta desde los 0,20 a 0,40 según tramos, siendo el coste en 1975 de 6 pesetas el billete sencillo y 8 el de ida y vuelta.

La gran labor emprendida por los ingenieros D. Miguel Otamendi junto a Carlos Mendoza y Antonio González Echarte, fundadores de la Compañía, fue continuada en el periodo analizado por grandes profesionales que en muchas de las ocasiones con pocos medios y mucho esfuerzo  pudieron sacar adelante y finalizar grandes proyectos que han sentado las bases en las que se ha asentado posteriormente la red metropolitana, hasta llegar al Metropolitano que conocemos en la actualidad.

Hoy en día, Metro de Madrid, se codea con las principales redes de ferrocarriles metropolitanos del mundo. Dispone de 302 estaciones y 294 km de vías en los que circulan 2.341 modernos coches dotados de los mayores sistemas de seguridad.

La gran labor diaria que realiza su equipo de profesionales, hace que el metro de Madrid sea una realidad desde hace 100 años y continúe siéndolo en el futuro, considerado un referente de eficacia y prestación de servicio  reconocido internacionalmente.

 

Compartir en: