Bienio Negro (No es esto, no es esto.), por Nicolás Muñoz

14 de abril de 2020 por Redacción FNFF

Compartir en:

Nicolás Muñoz

 

Voy a comenzar este artículo con este título del encabezado destacado que no es otro que esta mítica frase del escritor intelectual José Ortega y Gasset  que al principio abrazó sin rubor la segunda república española que fue inmolada por la propia izquierda que dio un golpe a esta tres años después de su fundación en el 1.934.

Parafraseando a Ortega y Gasset con su rechazo posterior “no es esto, no es esto”. Ya que muchos escritores e intelectuales terminaron rechazando a esta como Gregorio Marañón, Francesc Cambó o el escritor asesinado Ramiro de Maeztu o el propio Miguel de Unamuno.

La bandera de la segunda república fue denominada la tricolor ya que su bandera era roja, amarilla y morada siendo esta última morada debido a quería resaltar Castilla la Vieja.

La bandera que levantaron e hicieron suya que era un defecto de fabricación ya que el rojo que iban a diseñar era un rojo carmesí, de hecho la bandera de la primera república fue roja y gualda ya que se le quitó el escudo borbónico ya que la auténtica bandera y así está demostrada por la historia es roja y gualda e incrustado lleva un escudo borbónico.

La bandera que alzaron los nostálgicos de la hoz y el martillo fue la tricolor erróneamente haciendo gala de su supina ignorancia y moldeando la historia a su gusto ya que hasta el día de hoy siguen haciendo gala del materialismo histórica que es la marca de la extrema izquierda.

En 1.785 se creó la bandera de España roja y gualda o la bicolor también denominada que lucía un escudo borbónico, pero no entró en vigor de 1.843 con el reinado de Isabel II.

Posteriormente en la primera república también fue de ese color ya que el color rojo hace mella de la sangre derramada del pueblo español y del oro de Hispano América ya que una república tal y como quería la extrema izquierda sus lemas eran “mueras a España” y “Vivas a Rusia” ya que el prototipo que hubiese culminado en catástrofe sería seguir el dictamen de “ la madre Rusia” como quería el partido comunista abrazar sin miramientos el internacionalismo.

Cuando se ondea la bandera tricolor fue en nombre de subvertir el orden establecido ya que tanto el PSOE, PCE con ayuda de los separatistas catalanes y vascuences de ERC y del PNV era hundir y destruir a España apelando así a las bondades del gulag y de lo que desencadenó el marxismo allá donde triunfó.

Cual Graf Spee la segunda república terminó haciendo aguas por todas partes pero no como atestiguan falsamente, ultrajando al honor y por consiguiente a la verdad historiadores del pelaje de Paul Preston, Ian Gibson y demás pseudohistoriadores que lejos de ser coherentes moldean la historia haciendo gala de una época tétrica como si fuese esperanzadora cuando la sangre teñía las calles de las principales arterias principales de las regiones de España.

Banderas del 14 de abril de 1.931 que supuso para algunos ilusos un despertar a la libertad no se percataron y desconocen el sentido etimológico de la palabra libertad ya que para ser libres hay que estar dentro de un orden establecido en donde impere la seguridad ya que la seguridad va ligada a la libertad.

En la segunda república había antros de juego, habítáculos de lenocinio y como no cundía el caos ya que se dejó de un lado la ausencia de Dios y la leyenda negra de España florecía cual rosa en primavera.

El régimen partitocrático liberal de la segunda elevó a una izquierda que siempre ha tenido, odio y resentimiento hasta cuando ganan pequeñas batallas ya que son tan perdedores hasta cuando ganan y no ganaron en las elecciones generales, sino en los pequeños municipios.

Lo único sin que sirva de precedente que cabe destacar es que el gobierno de Azaña metió en la cárcel a Luís Companys, líder de ERC por fragmentar España. Posteriormente y ya en el exilio en Francia.El propio Azaña reconoció que Franco no se apoderó de la segunda república, sino que de esta se había apoderado la chusma que habitaba en ella.

En la segunda república había fuerzas políticas reaccionarias derechistas contrarias a esta y de hecho el detonante fue el asesinato del líder cedista Calvo Sotelo por pistoleros socialistas, si aquellos que hacen gala de la superioridad moral que se presentan en palabras de Antonio Miguel Carmona, como los padres de la honradez no solo asesinado, sino robando el oro de Moscú que se llevaron a México.

El auto golpe que dio la segunda república fue en el 34 la revolución de Asturias que era sovietizar desde esta zona minera el conjunto de España y abrazarla al marxismo que era el auténtico opio en donde se tiraniza a las masas con la lucha de clases.

No fue Franco, ni  Mola, ni Sanjurjoo, ni Queipo de Llanos de hecho Franco fue el último en dar la batalla y por cierto usando la bandera bicolor de la primera república ya que franco detestaba a Alfonso 13 y a la monarquía en general como Miguel Primo de Rivera que decía “a mí no me borbonea nadie”  padre del fundador de la falange José Antonio Primo de Rivera.

La segunda república nació ya fenecida cual monarquía ya que se la adueñó la extrema izquierda repeliendo todo  aquello que ensalzan dejando hablar a las armas ya que de argumentos carecían y carecen quemando iglesias y violando a monjas, asesinado a sacerdotes, cabe destacar la matanza de Paracuellos del Jarama genocidio perpetrado por Carrillo y abalado por la zorra puta de la pasionaria que se hacía sus deposiciones en el hemicirco. 

 

Poesía disidente:

Frente a su mística del odio.

Nuestro amor exacerbado a la patria.

Y a sus bellas regiones que la componen.

Y la engrandecen cual bella flor.

Dotándola de belleza pura Inmácula.

AES VCR

 

Es contradictorio querer gobernar España por parte de la extrema izquierda ya que es una patria que odian y que les repugna el nombrarla ya que tienen serrín en el cerebro y estiércol en la boca.

En la bandera tricolor que ondean y flamean el día 14 y que estará en los ayuntamientos es una bandera ilegal y se coloca en ayuntamientos permitidos por los nefastos gobiernos de la derecha sociológica dando fueros a una izquierda que aviva el rencor como modus vivendi de celebración.

Alicante, ciudad del Levante Español fue la última en caer no sin antes habiéndola destrozado con saña y despeñado los anarquistas a los viandantes que tranquilamente paseaban por los dos castillos de la ciudad,  en el preludio de comenzar la guerra despeñándolos cuesta abajo por el castillo de santa Bárbara y San Fernando, huyendo por las inmediaciones del puerto de Alicante el cobarde traidor Santiago Carrillo en el buque  (Archival Dickson), buque de guerra por donde huyó  la última guarnición del frente popular eso si  este no lo hizo porque su patria era la gente, ni el mar cual poesía de José Espronceda de la época del romanticismo, corriente literaria del siglo 19 que nació en Alemania y se dispersó por Europa sino por   dinero y por  codicia que es su carta de presentación desde su nacimiento azuzando así viejas rencillas y odios del pasado.

Cabe destacar que uno de los partidos que más sangre vertió en la segunda república fue el POUM: partido obrero de unificación marxista ya que no permitían hacer misas en templos despojando así de Europa y de nuestra patria la cristiandad. Y la paradoja es que el PCE fue legalizado con nocturnidad y alevosía el sábado santo rojo cuando los templos donde se daban la palabra de Cristo eran saqueados y calcinados.

Termino mi artículo citando de principio a fin  a José Ortega y Gasset ya que la claridad es la cortesía del filósofo.

 

Compartir en: