Monedas que ya son historia: La numismática del Estado Español con Francisco Franco (1)

25 de julio de 2021 por Redacción FNFF

Compartir en:


Se conoce como numismática del "Estado Español" al coleccionismo de la moneda acuñada en el período comprendido entre 1936 y 1975.

Es, por tanto, un amplio período, que debido a la variedad de monedas acuñadas y a los metales empleados (aluminio, níquel, plata y oro) han hecho de las mismas, uno de los campos de coleccionismo numismático con mayor número de seguidores de mayor interés futuro.

Es de señalar que, con independencia de que cada época histórica tenga su interés numismático, se puede casi asegurar que todo coleccionista tiene su parcela de Estado Español.

Este interés por su colección, ha puesto de manifiesto la alta revalorización de algunas de sus monedas, lo que tan próximas a nuestros días, dan un futuro no sólo de inversión, sino de interés numismático.

Para dar a conocer esta etapa numismática, comenzamos hoy a exponer, de una forma lo más clara posible, las diferentes emisiones y acuñaciones realizadas, así como un juicio sobre su valor numismático. En nuestro próximo número completaremos el estudio de este tema.

Moneda de 25 céntimos

moneda_25_centimos_1937

La primera moneda que se acuña en España después de la Guerra Civil, es la de 25 céntimos, en el año 1937, trabajo que se realiza en la Casa de la Moneda de Austria, por encargo del Estado Español, bajo un diseño del grabador Sr. Sánchez Toda, en formato y semejanza con las monedas anteriores del mismo valor.

De esta moneda, compuesta de una aleación de níquel y cobre se fabrican un total de 60 millones de unidades; es por tanto, dentro de la Numismática, pieza corriente.

 

Monedas de 10 céntimos y 5 céntimosmoneda_10_centimos_1940

El Ministerio de Hacienda, en virtud de la Ley de 3 de Mayo de 1940, fue autorizado para la puesta en circulación de moneda fraccionaria de 10 y 5 céntimos, monedas que iban a sustituir a las de cobre en circulación y en este sentido se realizó un diseño que sirvió de base para ambas y que fue realizado por el grabador Sr. Mingo, consistente en una figura que representaba un jinete con lanza en su anverso y en el reverso, el Escudo Nacional.

Ambas monedas estaban fabricadas a base de una aleación de aluminio y cobre y fueron puestas en circulación por O.M. de 11 de Febrero de 1941. Meses más tarde la O. M. de 29 de octubre del mismo año, disponía la recogida de la moneda fraccionaria de los 10, 5, 2 y 1 céntimos de cobre, todavía en circulación.

De la moneda fraccionaria de 10 y 5 céntimos, se acuñaron y así figura al pie de sus respectivos anversos, 4 años: 1940, 1941, 1945 y 1953, de las cuales, y según datos obtenidos de la F.N.M.T., fueron acuñadas por distintas Leyes, las siguientes monedas:

De 5 ctms. años 1940, 1941, 1945 y 1953 De 10 ctms. años 1940, 1941, 1945 y 1953

630.180.069 unidades

865.850.000 unidades

Posteriormente, por Ley de 11 de mayo de 1959, es aprobada una nueva moneda de 10 céntimos en módulo distinto a las anteriores y fabricada con una aleación de aluminio y magnesio. Esta moneda, cuyos troqueles fueron realizados por el grabador Sr. Marín, presentaba en el anverso el busto del Caudillo, idéntico al empleado en la moneda de 1 peseta.

De esta pieza y, por diferentes Leyes, se hicieron un total de 1.240.273.000 unidades.

Debido al deterioro sufrido por la aleación empleada, así como el desgaste por su continuo uso, ha hecho que las monedas que no han circulado (Sic), incluidas las variantes observadas en el reverso de las monedas de 10 céntimos de los años 1940 y 1941, consistente en una V en lugar de U en las palabras UNA y PLUS, alcancen valores bastante altos, siendo, por tanto, piezas buscadas y codiciadas por los coleccionistas.

Moneda de 50 céntimos

Por Ley de 22 de diciembre de 1949, fue autorizado el Ministerio de Hacienda para la acuñación de monedas de 50 céntimos.

moneda_50_centimos_1949

Esta moneda a base de níquel y cobre fue diseñada por el grabador de la F.N.M.T. Sr. Mingo. Presentaba en su anverso un ancla entrelazada con un timón con la palabra ESPAÑA y el año de la Ley 1949; el reverso presentaba el valor y el escudo de España con el yugo y las flechas en su parte inferior, flechas que por causas no especificadas, aparecieron en 1 er. año de su acuñación invertidas, dando lugar con ello a una variante de moneda para la numismática. Posteriormente, se corrigió este defecto quedando el haz de flechas hacia arriba, que fue el usado en acuñaciones posteriores. Por disposición de la Orden de 22 de diciembre de 1950, es puesto este tipo de moneda en circulación, quedando refleja-do dentro de una estrella de 6 puntas, gravada en el anverso, las decenas del año de su acuñación, las cuales fueron en el principio las siguientes: 1949 En estrella, 51, 52 53, 54, 56 y 62... 151.000.500 unidades Posteriormente se amplía la acuñación de esta pieza por Orden de 8 de julio de 1963, en las siguientes cantidades. Estrella 63, 64 y 65 36.000.000 unidades Cumple ampliamente su cometido esta moneda hasta el año 1966 en que la Ley de 28 de diciembre dispone su recogida. Dentro de la numismática, es pieza corriente valorándose solamente aquellas piezas que presentan una extremada calidad de acuñación. La Ley antes dicha dispone al mismo tiempo, que la retirada de las piezas seña-ladas anteriormente, la acuñación de un nuevo tipo de moneda en aluminio y magnesio con un peso mínimo (1 gramo). Esta moneda presentaba en su anverso la cabeza del Caudillo, con dos estrellas en su parte inferior, en la de la izquierda llevaba la cifra 19 y en la de la derecha la decena del año de acuñación; el reverso indicaba la cifra de su valor. Se realizaron para su circulación las siguientes cantidades: Estrella, 67, 68, 69 70, 71, 72, 73, 74 y 75... 339.475.700 unidades El valor numismático de estas piezas es mínimo, exceptuando las piezas acuña-das en los años 70, 74 y 75, que fueron piezas que no circularon y sólo fueron realizadas a efectos coleccionistas por la F.N.M.T.

moneda_1_peseta_1937Anverso y reverso de la moneda de una peseta

Moneda de 1 peseta

La moneda de 1 peseta de plata circulante en España desde 1869 desaparece de la circulación en 1937, al ser sustituida en principio, por el papel moneda.

Por la Ley de 18 de marzo de 1944, se autoriza al Ministerio de Hacienda para fabricar la moneda metálica de 1 peseta.

La característica de aleación de esta moneda era cobre con un 10 por 100 de aluminio.

Llevaba esta moneda en su anverso la leyenda Peseta y sobre ella un 1. Circundando la moneda había una orla con 4 figuras que representaban un castillo, un león, una granada y unas flechas; en el reverso figuraba el escudo de España. De esta moneda se acuñaron durante casi cinco años un total de 150.000.000 de unidades. Es moneda corriente y su valor sólo se cifra a las monedas no circuladas.

Con fecha 27 de diciembre de 1947, el Gobierno autoriza al Ministerio de Hacienda a una nueva fabricación de pese-tas, modificando el anverso, anverso que no variará hasta 1966.

El anverso de este nuevo tipo de moneda, basado en un trabajo del gran escultor Benlliure, ostenta la cabeza de Francisco Franco, con la inscripción circundante de "Francisco Franco, Caudillo de España por la Gracia de Dios" y debajo del busto el año de la Ley "1947". El reverso pre-sentaba el Escudo Nacional y la leyenda entre dos estrellas de la palabra UNA y a continuación PESETA. Las estrellas aludidas de 6 puntas representarán un punto importante para el coleccionismo, ya que en una de ellas figura la cifra 19 y en la otra el año de su acuñación, dato importante para su posible catalogación.

Las monedas de una peseta acuñadas por Ley de 1947, fueron las siguientes:

1946 (con estrella 1948) ........................................................................... 50.000 unidades

1946 (con estrella 1948) ........................................................................... 50.000 unidades

1947 (con estrella 48, 49, 50, 51, 52, 53 y 54) ......................................... 149.500.000 unidades

Todas estas piezas aparentemente normales, desde el punto de vista del coleccionista son piezas de un gran interés, cuando están sin circular, alcanzado, da-da su gran escasez y rareza en alguna de ellas, valores de miles de pesetas, independientemente, la de estrella 56, que se desconoce su tirada es pieza excepcionalmente rara sin circular.

El año 1953 y por Ley de 25 de diciembre se autoriza una nueva emisión de este tipo de moneda, que contempla las siguientes unidades:

Año 1953 estrella, 54, 56, 60, 61, 62 y 63 .................................................... 291.000.000 unidades

De todas ellas se puede señalar que en el campo numismático la peseta de 1954 es una pieza de alto valor, estando sin circular.

En fecha 8 de julio de 1963 otra nueva Ley amplía la acuñación de pesetas en las siguientes unidades:

1963 estrella, 63, 64, 65, 66 y 67 ................................................................. 260.300.000 unidades

Desde el punto de vista numismático, son piezas corrientes, sobresaliendo en su valor monedas del año 1963 y, especialmente, las de 1967. Con la Ley de 28 de diciembre de 1966, se autoriza una nueva acuñación de pesetas, modificando la aleación y el busto del anverso.

La aleación introduce como variación un 2 por 100 de níquel y un aumento del 2 por 100 en cobre, rebajando el aluminio al 6 por 100.

La figura de Francisco Franco es sustituida por otra realizada por el escultor Juan de Avalos, que es la que figurará en toda moneda acuñada a partir del año 1966.

Las acuñaciones de este tipo de pesetas fueron:

1966 estrella 67, 68, 69, 70, 71, 72 73, 74 y 75 ........................................ 1.122.512.300 unidades

Son, en general todas, monedas corrientes.

 

Compartir en: