Breve historia de la Naviera Vizcaína S.A. (Parte 1) por Javier Ferrer Arellano

03 de enero de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

 Javier Ferrer Arellano

Ex-Director Técnico y Ex-Director Gral. de la Flota de  Naviera Vizcaína. Ex-Director del Area de Flota de Repsol-Naviera Vizcaina

Blog 

Creación y evolución de la Sociedad.

NAVIERA VIZCAÍNA, S.A. fue fundada en Bilbao el 12 de Enero de 1.956 a iniciativa del Almirante D. Jesús María de Rotaeche, Marqués de Unzá del Valle, ex Subsecretario de la Marina Mercante, Consejero del Banco de Vizcaya y Presidente de la Empresa Nacional Bazán y de D. Demetrio Carceller, ex Ministro de Comercio, que convencieron a los Bancos de Bilbao y Vizcaya para la constitución de una Naviera que principalmente se ocupara del transporte de Crudo para la Refinería de Escombreras, propiedad de la Empresa Nacional del Petróleo (Repesa-Enpetrol) perteneciente al INI., fin para el que se construyeron los cuatro primeros Petroleros “Valmaseda”, “Durango”, “Bilbao” y “Guernica” que componían el primer Plan de Construcciones de la nueva Naviera. Las primeras Oficinas de la naviera se establecen en la Gran Vía Bilbaína junto a la antigua sede del Banco de Vizcaya, pasando posteriormente a la calle Espartero nº 35, hoy Juan de Ajuriaguerra.

Los Bancos participaron de la nueva Sociedad con un 40,25% cada uno de las acciones, siendo suscritas las restantes por las familias Carceller y Rotaeche. El primer Presidente de la Naviera, fue el Almirante Rotaeche y su primer Director Gerente, D. Fernando de Azqueta y Urigüen, hijo de D. Restituto de Azqueta, entonces Consejero del Banco de Vizcaya y que hasta pasar a Naviera Vizcaina ocupaba el puesto de Secretario General de Naviera Bilbaína que junto a Naviera Vascongada formaban el grupo Naviero de D. Alejandro Zubizarreta.

Su primer Consejo de Administración estuvo formado por D. Jesús María de Rotaeche como Presidente, D. Julio Arreche y D. Pedro Careaga como Vice-Presidentes, cada uno en representación de los dos Bancos participantes y D. Restituto Azqueta, D. Demetrio Carceller, D. Ceferino Uríen y D. Pedro Ampuero como vocales.

En el año 1.970, a raíz de la muerte del Almirante Rotaeche, fue nombrado Presidente de la Naviera D. Luis María de Ybarra y Oriol, entonces Vice-Presidente del Banco de Vizcaya, y es nombrado Vice-Presidente, en representación del Banco de Bilbao, D. Pedro de Ampuero, estando representadas en el Consejo las familias Carceller y Rotaeche, por D. Javier Cremades (yerno de D. Demetrio Carceller y Presidente de la Naviera MARFLET) y  por D. José María de Rotaeche y Velasco, hijo del Almirante.

En Agosto de 1.983, fallece el Director de la Naviera D. Fernando de Azqueta, que es sustituido por  D. Juan María Gómez, hasta entonces Secretario de la Sociedad.

En Julio de 1.987, presenta su dimisión por haber cesado en el Consejo del Banco de Vizcaya, el Presidente D. Luis María de Ybarra, siendo sustituido por D. Juan María Gómez. Se nombran dos Vice-Presidentes uno en representación de cada Banco: D. José Domingo Ampuero por el Banco de Bilbao y D. Juan Pedro Perea por el Banco de Vizcaya. Así mismo se nombra Director General al Ingeniero Naval  D. Javier Ferrer de Arellano, hasta entonces Director de Explotación de Flota.

Con la unión de los Bancos Bilbao y Vizcaya el año 1.988, el nuevo Banco BBV, presidido por D. Pedro Toledo, es propietario de más del 90% de las acciones de la Naviera, ya que su participación aumentó en una operación de disminución/aumento de Capital, que no hubo más remedio que efectuar para hacer frente a las fuertes pérdidas de la Sociedad en los primeros años 80 debido a la crisis de fletes internacionales que afectaron enormemente a los Petroleros VLCC de 300.000 Tdas. “Mundaca” y “Munguia”.

Esta fuerte participación del BBV en la Naviera, era contraria a la nueva política fijada por D. Pedro Toledo para el nuevo Banco, por lo que éste decide buscar un Socio que reduzca por debajo del 50% la participación del BBV en la Naviera.

Se establecen conversaciones con REPSOL para que tome una parte de la Sociedad, ya que era una Empresa fletadora de los buques de la Naviera y al final, con ocasión de la salida a bolsa de Repsol y la adquisición por esta Sociedad de la participación del BBV en Petronor, el BBV cede a REPSOL toda su participación en Petronor, el 100% de Naviera Vizcaína y el 100% de General Química a cambio del 4,2% del Capital de Repsol.

De esta manera Naviera Vizcaína pasa a depender totalmente de REPSOL, quien también adquiere las participaciones minoritarias, creándose, el 29 de Junio de 1.989 una nueva Sociedad llamada REPSOL-NAVIERA VIZCAÍNA, integrándose en la misma, las flotas procedentes de Repsol-Petróleo, Repsol-Butano y la parte de PROAS (productos Asfálticos) dependiente de REPSOL.

La nueva Sociedad, empieza a funcionar con las cuatro flotas unidas, en Enero de 1.990, después de 6 meses de ajustes necesarios para su funcionamiento, con Oficinas Centrales en la sede de Naviera Vizcaina en Bilbao, Calle de Juan Ajuriaguerra 35. A partir de este momento, la antigua Naviera Vizcaína, que tanto prestigio internacional había alcanzado por su buen hacer, y que llegó en sus mejores momentos a poseer una Flota de más de un millón de Tdas. de peso muerto, pasa a ser Empresa Pública, que aunque con sede oficial en Bilbao, todas las decisiones que se toman lo serán desde Madrid y no bajo el punto de vista Naviero, sino bajo el punto de vista de Empresa Petrolera. Se puede afirmar, que ese día se sentenció a muerte a la Naviera más importante que jamás existió en el País Vasco. Se pasó de una gestión de Empresa privada, a una Empresa Pública, con una gestión mucho menos eficaz.

La flota de carga seca de Naviera Vizcaína, formada entonces por los Bulkcarriers Ermua, Ea y Urdúliz, REPSOL la vende, a un precio inferior al de mercado, a la Empresa Nacional Elcano, pasando parte del personal de mar procedente de Naviera Vizcaína a Elcano. Así mismo, REPSOL enajena la participación del 50% que tenía Naviera Vizcaína en Naviera Química, a la Sociedad Corporación Industrial y de Servicios, quien a su vez vende Naviera Química al grupo noruego Frederiksen.

El Presidente de la nueva Sociedad, aunque ahora no ejecutivo,  continua siendo D. Juan María Gómez y es nombrado Consejero Delegado D. Javier González Juliá, hasta entonces Director de Flota de Repsol Petróleo, quien es en realidad el que maneja la nueva Naviera siguiendo órdenes concretas de la alta dirección corporativa del Grupo REPSOL.

Desde el primer momento, a pesar de las declaraciones periodísticas y de las promesas de formar con base en Bilbao una Naviera de categoría internacional por parte de algunos altos ejecutivos de la nueva Sociedad,  se vio que REPSOL  no tenía vocación naviera, por lo que desde el principio se comenzó a descabezar  la Organización de la antigua Naviera Vizcaína, marginando y ofreciendo bajas incentivadas al Personal procedente de Naviera Vizcaína, tanto de Mar como de tierra, así como a proceder a la venta escalonada de buques.

El año 1.990, se crean dos Sociedades filiales: RNV Transportes Marítimos de Madeira, a la que se traspasan los Petroleros cuya bandera se cambia al registro de Madeira y RNV Productos, en la que se integran tres Butaneros procedentes de Repsol-Butano y un Asfaltero procedente de PROAS.

A partir de 1.992, es clara y oficial la política de REPSOL de que no quiere tener Flota propia, debido principalmente, según su Presidente D. Oscar Fanjul, a las cuantiosas indemnizaciones que deberían soportarse en caso de accidente marítimo, inclinándose de manera definitiva hacia la venta escalonada de los buques de su propiedad sustituyéndolos por buque ajenos fletados en la modalidad de “Time-Charter”.

En 1.993, D. Juan Mª Gómez causa baja en la Sociedad y es sustituido en la Presidencia por el Presidente de Repsol-Petróleo D. Juan Sancho Rof, quien prosigue la política de liquidación de la Flota que se culmina en los primeros meses de 1.995 con la venta de los últimos buques, un asfaltero y un butanero al Grupo MARPETROL de Madrid, quien inscribe estos buques en una nueva Naviera, que conserva el nombre de Naviera Vizcaína, aunque no tiene nada que ver con la original e histórica Naviera Vizcaína de Bilbao.

La nueva Naviera Vizcaina, cuya gestión se lleva desde las Oficinas de Marpetrol en Madrid, dispone en principio de una Oficina en la Calle Colón de Larreategui de Bilbao para gestionar los restos de personal que pasaron a esta con los buques. Finalmente, el año 1.999, la Oficina de Bilbao cierra definitivamente, desapareciendo en Vizcaya todo vestigio de la Naviera, después de cerca de cuatro décadas de fecunda historia.

 

La Flota de Naviera Vizcaína.

El primer Plan de Construcciones

El Primer Plan de Construcciones consistió en la Contratación de los Petroleros “Valmaseda”, “Durango”, “Bilbao” y “Guernica”, que en su día fueron los buques más emblemáticos de la Flota Tanque española.

“Valmaseda”
Valmaseda

Petrolero a motor diesel de 20.658 T.P.M. y 7.250 BHP fue construido por la Empresa Nacional Bazán en sus Astilleros de Ferrol y botado el día 12 de Julio de 1.957, para entrar al servicio de REPESA en Time-Charter para el transporte de crudo desde el Golfo Pérsico y Norte de Africa a la refinería de Escombreras de Cartagena. Su viaje inagural se efectuó el 22 de Diciembre del mismo año rindiendo viaje al Puerto de Banias (Siria). A partir del cierre del canal de Suez, efectuó viajes desde las terminales petrolíferas del Mediterráneo, principalmente Argelia, a las refinerías españolas, alternando éstos con viajes fletados por CAMPSA para distribución de Fuel-oil desde las refinerías españolas  a diferentes puertos peninsulares, principalmente del mediterráneo.

 Este buque, fue vendido en Noviembre de 1.975 a la Compañía Italiana de Ravenna, Misano di Navigazione, después de 18 años de servicio en Naviera Vizcaína, con el nombre de “Caraibi”. Navegó con su nuevo Armador hasta el año 1.985 en que fué desguazado.

 

“Durango”
de39d2e4e03b6e8d3d8184b1cac084b8

Buque gemelo al Valmaseda, construido también en Bazán-Ferrol, botado el día 21 de Enero de 1.958, fue entregado a la Naviera el 17 de Junio de 1.958, dedicándose al transporte de crudo en un principio, también para REPESA, y posteriormente, a raíz de la crisis de Suez, para el transporte de Fuel-oil de CAMPSA principalmente entre Tenerife y Bilbao, permaneciendo en este tráfico regular durante años

 Fue vendido en Diciembre de 1.978 a Armadores Griegos, después de 20 años de servicio.. El 25 de unio de 1.982, cuatro años después de que Naviera lo vendiera, se hundió al norte de Mozambique debido a una vía de agua, cuando transportaba un cargamento de aceite vegetal desde Rio Grande do Sul, en Brasil a Bombay.

 

“Bilbao”

Bilbao

Petrolero propulsado por turbinas de vapor, de 35.417 Tdas. de Peso Muerto y 15.500 SHP, fue construido en la Bazán de Ferrol , botado el día 15 de Abril de 1-961 y entregado a la Naviera el 30 de Enero del año 1.962, día en que inicia su viaje inagural. Fue el Petrolero más grande construido hasta la fecha en España, con proyecto italiano de Astilleros Ansaldo de Génova. De estampa majestuosa y superestructuras al centro y popa, marcó un hito en la Construcción Naval de la época por su calidad, buena ejecución y materiales empleados. Durante años fue el buque de referencia de la Bazán de Ferrol. Comenzó su andadura comercial con viajes al Golfo Pérsico por cuenta de REPESA para su refinería de Escombreras, permaneciendo en este tráfico y en el del Norte de Africa, hasta el cierre del canal de Suez, pasando posteriormente al tráfico de crudo entre Norte de Africa, Turquía y Rusia a Refinerías españolas, principalmente a las refinerías de Escombreras, Tenerife y La Coruña. A partir de la crisis del petróleo y al fuerte aumento del precio del combustible,  en la segunda mitad de los setenta, se hace complicada su explotación al ser su propulsión a turbinas de vapor con alto consumo, por lo que efectúa tráfico de transporte de crudo asfáltico, que al requerir calefacción, dispone de un flete superior, que en parte compensa su mayor consumo. Efectúa varios viajes a Venezuela, pero debe permanecer a veces inactivo por falta de fletes. Finalmente es vendido para desguace a la Compañía Hierros Varela de Gandía en Enero de 1.982, después de 20 años de servicio ininterrumpido.

Como anécdota, es de destacar que este buque sufrió una avería en Mombasa el año 1.967. Al ascender por el río, rompió una pala de la hélice, quedando por tanto sin propulsión. A pesar de las dificultades y ante la admiración internacional, la tripulación del buque, dirigida por el Jefe de Inspección de la Naviera, D. Manuel Orbea, sin ninguna ayuda exterior y con los propios medios del buque, logró cambiar a flote en el río la hélice rota por la de respeto.

Este buque participó de manera muy importante en la extinción del incendio declarado en la Refinería de Escombreras el 1 de Octubre de 1.969, bombeando agua de mar con sus potentes turbobombas de carga, al mando del Capitán D. Luis Villanueva Santaulari, quien recibió un homenaje por parte de la Refinería y se le hizo entrega del recuerdo cuya fotografía aparece a la izquierda.

 

“Guernica”

 PhGuernica

Buque Petrolero gemelo al Bilbao, construido también en Bazán-Ferrol, se botó el 3 de Marzo de 1.962 y se entregó a la naviera el 5 de Noviembre de 1.962. Su explotación fue muy similar a la del Bilbao, estando al principio fletado a REPESA y posteriormente efectuando viajes para CAMPSA, CEPSA, PETROLIBER,  ENPETROL y PROAS. Debido a la instalación de serpentines de calefección de la carga, que fueron potenciados en el año 1.973, a partir de ese año, se dedicó al transporte a España de crudo asfáltico, procedente principalmente del Lago Maracaibo y durante sus últimos años de servicio permaneció en el tráfico de productos  y crudo asfáltico  en el Mar Caribe, USA y Canadá, donde los fletes, al ser más altos, le permitían permanecer en el mercado a pesar de su gran consumo al tener propulsión de turbinas.


Finalmente, y debido a las pérdidas que ocasionaban su explotación y ante la falta de mercado, fue vendido junto al Bilbao para desguace a Hierros Varela en Enero de 1.982. Se mantuvo 20 años al servicio de la Naviera.

 

 

Compartir en: