Pensamiento de Franco: Índices del esfuerzo realizado. Las grandes obras nacionales

22 de enero de 2023 por Redacción FNFF

Compartir en:

Para medir el esfuerzo llevado a cabo existen muy distintos índices. No he de abrumaros sometiendo a vuestra consideración ni siquiera todos los más significativos. Limitándonos a las inversiones en pesetas de 1960 que han supuesto las realizaciones entre 1939 y 1959 por el Estado, el Movimiento, Organismos y Entidades de este carácter, y refiriéndonos exclusivamente a obras totalmente terminadas, un breve resumen ofrece datos tan elocuentes como éstos:

En grandes obras hidráulicas se han invertido 37.384 millones. En transformación de cultivos, 6.483 millones. En repoblación forestal, 4.517 millones. En concentración parcelaria, 2.808 millones. En obras de colonización, 9.335 millones. El Crédito Agrícola ha facilitado a los labradores préstamos por un valor de 7.100 millones, y el Servicio Nacional del Trigo, 1.591 millones. En carreteras, puertos y ferrocarriles se han invertido 27.237 millones. En viviendas 44.633 millones. En construcciones docentes, 7.149 millones. En edificios religiosos, 3.106 millones. En realizaciones industria-les, 75.096 millones. En edificaciones destinadas a la administración pública, 7.400 millones. En instalaciones deportivas, 873 millones. En abastecimientos de agua, 5.700 millones. En instalaciones telefónicas y telegráficas, 1.431 millones. En urbanizaciones, 12.000 millones, y en instalaciones benéficas y sanatorios, 7.436 millones. Me refiero a pesetas de 1960. Un cálculo aproximado del total importe de las inversiones de interés público durante veinte años puede cifrarse en 310.000 millones de pesetas. Por su parte, las inversiones del sector privado no comprendido en la autofinanciación se estiman en más de 650.000 millones de pesetas, cantidad que demuestra, con tantas apreciaciones y juicios infundados o interesados, que no existe el desfasamiento ni el desequilibrio que con torcidas intenciones algunos han pretendido airear, y de otro lado, que las posibilidades que espera nuestro trabajo y nuestro coraje son tan amplias, que hay campo más que suficiente para la acción pública y particular.

 

Francisco Franco Bahamonde

(3-VI-1961: Madrid.—Cortes españolas.)

Compartir en: