Lo que Europa debe a Franco, por Pío Moa

17 de enero de 2022 por Redacción FNFF

Compartir en:

Pío Moa

Blog

 

Los méritos de Franco en relación con España son de tal calibre que por eso mismo podemos calibrar la abyección de sus enemigos. Pero el provincianismo del análisis y la historiografía aquí corriente impide ver otro aspecto: su proyección europea.

1. Al vencer al Frente Popular, Franco evitó que Europa se viera entre dos regímenes soviéticos, por el este y el oeste. Aunque no pudo evitar la guerra mundial, al menos consiguió darle un tinte algo diferente. Tal como esta ocurrió, al final más de medio continente quedó bajo el imperio soviético.

2.  Al mantener a España al margen de la guerra mundial, Franco no solo libró a España de las brutalidades (bombardeos, deportaciones, etc.) de aquel conflicto, sino que aseguró que una porción significativa del continente se viera libre de las atrocidades cometidas por todos los bandos en lucha.

3. La neutralidad de España favoreció indirectamente la victoria de los Aliados, y de manera muy importante en 1940 y 41, incluso en el 42. No por preferencia de Franco, que nada les debía y soportaba la invasión de Gibraltar,  sino por el valor geoestratégico de la península. Los Aliados anglosajones debieran estar muy agradecidos a Franco, pero le pagaron haciendo compañía a los soviéticos y a muchas dictaduras para tratar de crear en España una Gran Hambruna.

4. Al derrotar al maquis, Franco volvió a evitar un régimen soviético en España, mucho más peligroso que durante la guerra civil, al estar media Europa hambrienta y en ruinas. Este es otro logro de gran alcance, no solamente español.

5. Franco percibió pronto, contra el infundado optimismo inglés, que la alianza entre anglosajones y Stalin no podía durar. Resistió a todas las presiones y chantajes y aseguró que España fuese un punto esencial contra el expansionismo soviético. De ello se beneficiaron muy especialmente aquellos regímenes europeos que, al revés que España, no debieron sus libertades y reconstrucción a sí mismos, sino al ejército y las finanzas useñas e indirectamente al ejército soviético.

6. Debido a la amenaza soviética, Franco renunció a la neutralidad tradicional. Con ello rindió un servicio invalorable no solo a España sino a Europa occidental y a Usa: era el único país, junto con Inglaterra, que podía servir de base para una contraofensiva y mucho más seguro que Francia o Italia, que poseían poderosos partidos comunistas, auténticas quintas columnas soviéticas en caso de guerra.

7. España tuvo que reconstruirse con sus propias fuerzas, al revés que el resto de Europa occidental, y ello benefició indirectamente a Europa, sobre todo cuando el “milagro español” alcanzó espectaculares tasas de desarrollo.

8. Así como en la guerra mundial España fue un trozo importante de Europa libre de atrocidades, fue también el único país del continente que se vio libre posteriormente de la tutela useña o de la satelización soviética. En otras palabras, salvó, hasta cierto punto, la dignidad europea.

Compartir en: