Entrevista a Alberto Bárcena: “Tras la LMD el que proclame la verdad puede ir a la cárcel o arruinarse por completo”

13 de julio de 2022 por Redacción FNFF

Compartir en:

 

Javier Navascués

El Correo de España

 

¿Cómo valora la concentración de protesta contra la Ley de Memoria Democrática frente al Congreso de los Diputados del 14 de julio?

La valoro positivamente como una reacción que debería ser mayoritaria y tener un gran apoyo porque si no fuera así significaría que la ciudadanía española no se está dando cuenta de lo que está en juego. Esta ley, mal llamada, de memoria democrática lo que pretende es acabar completamente con una serie de libertades fundamentales que son respetadas en cualquier país democrático. Lo que queda de democracia en España se puede desmoronar con esta ley completamente. Es una ley totalitaria que busca el adoctrinamiento de las nuevas generaciones y que tiene como punto de partida la legitimidad supuesta del Frente Popular.

Es por tanto una condena absoluta del franquismo, declarado ilegal, así como todo lo que venga del franquismo. Por ejemplo la misma Constitución Española. Esto forma parte de la llamada segunda transición que inició Rodríguez Zapatero y que sigue teniendo un gran peso en la política española, aunque de una forma oculta. No suele dar la cara.

Esta segunda transición necesita deslegitimar el franquismo hasta convertirlo en delictivo y de esa manera barrer la constitución española del 78 y terminar con la monarquía que viene del franquismo. También toda la legislación del franquismo sería eliminable. ¿Y yo me pregunto que harían con la ley de la Seguridad Social que está en vigor? Porque esa ley es de Franco, aunque Sánchez llegó a decir que la Seguridad Social la trajo Felipe González. La realidad es que es de 1963 y se perfecciona en 1972, concediendo todavía más derechos al trabajador.

De las cuestiones sociales del franquismo nunca se habla porque saben que ahí tropiezan con un escollo que es insalvable. Yo siempre he dicho que la verdadera revolución social de España la realizó el franquismo, que es la que creo las clases medias, que hicieron que esto se pueda soportar hasta ahora. Ya veremos lo que pasa en un futuro, pero puede que a Pedro Sánchez le interese acabar con la ley de la Seguridad Social también. No podemos descartarlo.

 

No obstante coincide con el Pleno Extraordinario en el que, inicuamente, se aprobará la ley, toda vez que socialistas y comunistas cuentan con el apoyo de Bildu y otras fuerzas secesionistas con representación parlamentaria.

Ya solamente eso, deslegitima por completo a la ley, al igual que está deslegitimado el actual gobierno español por múltiples motivos, no solo por la gestión que ha hecho sino por estar en coalición con los herederos del terrorismo etarra que no se arrepienten. Hace unos días en Pamplona, Bildu se ha negado a apoyar la condena contra el asesinato de Miguel Ángel Blanco. ¿Por qué Bildu sigue en esa línea de no condenar un atentado tan salvaje como aquel? Porque siguen defendiendo lo que ETA ha defendido siempre. La independencia de Vascongadas, al igual que el PNV que también está apoyando a este gobierno. Bildu sigue respaldando a ETA y a lo que ha significado ETA en la historia. La Eta no solo es un grupo terrorista que busca la independencia, es un grupo mahoísta, que quiere un régimen totalitario de momento para Vascongadas y lo que pueda sacar del gobierno de España lo irá sacando. Su proyecto no es en absoluto democrático, no lo ha sido nunca. Es tan totalitario como el sector más radical del partido comunista.

Ellos hablan de memoria democrática porque tienen muy desarrollado el secuestro del lenguaje para encubrir una ley que acabe definitivamente con la democracia.

 

Resulta muy significativo -concluyen los convocantes- que vaya a salir adelante dicha ley gracias al apoyo de la marca electoral de la banda terrorista ETA -en referencia a Bildu- y que vaya a ser ETA la que determine el relato histórico oficial”.

Una banda terrorista que ha tenido en jaque a los españoles y que ha causado cientos de muertes, desolación, ruina...y todo lo que ha traído el terrorismo es la que al final dice la última palabra. Que tenga mucho cuidado el PSOE porque ya están señalando a Felipe González, a los GAL, a ver si les va a salir el tiro por la culata después de esa alianza con ETA.

 

Tanto es así que han dado en llamar a la nueva ley “Ley de Memoria Batasuna”.

No me parece en absoluto exagerado porque sin el apoyo de Bildu, que es ETA, no hubiera podido nunca llegar esta ley al debate del Congreso. Esa ley con semejantes apoyos estaría deslegitimada el cualquier país democrático del mundo. No pasa en ningún lugar que una banda terrorista apoye un proyecto de ley.

Quieren reescribir la historia por completo y resulta que ahora también hay que honrar a los brigadistas internacionales que vinieron a combatir junto al Frente Popular. No olvidemos que en la Guerra Civil lo que había en juego era o Libertad y España....o Comunismo y Rusia. Y ahora resulta que aquí no hubo comunistas sino supuestos demócratas luchando contra el alzamiento nacional. También quieren honrar al Maquis, que era un grupo de terroristas dirigidos por Santiago Carrillo desde Francia que intentaron conquistar el Valle de Arán y tuvieron en jaque a las fuerzas del orden. El Maquis hacía lo mismo que habían hecho en la guerra, asesinar a los sacerdotes.

Es la mordaza total para no poder decir la verdad de lo que ha ocurrido en España, un adoctrinamiento total desde una óptica comunista. El Frente Popular era un sistema totalitario, ateo e inhumano, contrario a la democracia desde su nacimiento hasta hoy. Se han ido adaptando al medio y han sabido crear un lenguaje, una leyenda dorada de luchadores por la libertad, los que no lo han sido nunca. Y ahora vienen ya de la mano de los terroristas directamente.

 

Los convocantes entienden que la Ley de Memoria Democrática viene a endurecer la vigente Ley de Memoria Histórica. ¿Qué consecuencias prácticas considera que va a tener?

Están hablando de reeducar a los educadores. Por supuesto desaparecen las humanidades y va a quedar de la historia la que ellos quieren contarnos. Desaparece la Historia de España de los planes de estudios. La ministra Calvo decía que hay que enseñar a los jóvenes la historia de la libertad, la historia de la democracia. Y eso es desde 1812, año de la constitución liberal de Cádiz, hasta la fecha. Los jóvenes no tendrán ni la menor idea de lo que España ha sido a lo largo de milenios. No entrará en los sistemas educativos ni los Reyes Católicos ni el Siglo de Oro, que lo fue en todos los aspectos. Todo eso desaparecerá de los estudios porque lo consideran Antiguo Régimen, la unión del trono y el altar y eso es lo que más les duele. Ellos si tienen que borrar del mapa la Historia de España la borrarán. España si por algo se ha caracterizado es por su defensa de la ortodoxia católica.

 

¿Por qué supone un gran atentado contra los derechos y las libertades fundamentales de los españoles como son el derecho de asociación, la libertad de cátedra, la libertad religiosa, la libertad de imprenta, la libertad de expresión y difusión de ideas, etc. ?

En cualquier democracia tiene que existir una libertad de opinión. Pues aquí desaparece porque al que cuente la verdad de lo que pasó en 1936 será sancionado. La verdad queda penalizada. Y eso afecta a la libertad de cátedra. No habrá centros, ni públicos, ni privados en donde se pueda enseñar la verdadera historia de España. Entramos en una distopía tipo Orwell o la de la Unión Soviética, en una dictadura absolutamente opresora en la que desaparece todo vestigio de libertad y la verdad será pisoteada sistemáticamente. El que la proclame puede irse a la cárcel o verse arruinado por completo.

Compartir en: